LA MACROECONOMIA DEL POPULISMO SE APLICA AL CASO ECUATORIANO-Feb 3,2016

Retomo algo que publiqué hace 3 años en mi libro “La Revolución Ciudadana … tanto para tan poco”, y lo he actualizado, porque creo cada vez se parece más y más a lo que vivimos.

Dornbusch y Edwards acuñaron hace 25 años el término de “populismo macroeconómico”, para entender esa tendencia a repetir indisciplinas básicas tan comunes en América Latina (la única diferencia y freno al populismo en el Ecuador es la dolarización … de lo cual debemos alegrarnos):

“… La historia económica de América Latina parece repetirse sin cesar, siguiendo ciclos irregulares y dramáticos. Este sentido de circularidad es particularmente claro en lo que se refiere al uso de políticas macroeconómicas populistas para propósitos distributivos. Una yotra vez, en un país como en otro, los gobernantes han aplicado programas económicos que recurren en gran medida al uso de políticas fiscales y crediticias expansivas y a la sobrevaluación de la moneda para acelerar el crecimiento y redistribuir el ingreso. Al aplicar estas políticas, por lo general no ha habido preocupación por la existencia de restricciones fiscales y cambiarias. Después de un breve periodo de crecimiento y recuperación económicos, surgen cuellos de botella que provocan presiones macroeconómicas insostenibles y que finalmente conducen al derrumbe de los salarios reales y a graves dificultades de la balanza de pagos.

.¿Cómo podremos explicar esta repetición de errores y estrategias de desarrollo mal concebidas que se observan en muchos países en diferentes épocas? ¿Se trata sólo de la falta de “memoria” de los gobernantes, o es quizá una ignorancia profundamente arraigadade la mecánica del populismo económico? Otra interpretación … es que quienes preparan estos episodios populistas tienen en mente ciertas consideraciones estratégicas Los aspectos más importantes del paradigma populista pueden resumirse de la siguiente manera.

1.Condiciones iniciales

Los gobernantes populistas —y la población en general— están muy insatisfechos con la actuación de la economía; hay una fuerte sensación de que las cosas podrían estar mejor. Típicamente, el país ha experimentado un crecimiento muy moderado … La estabilización precedente habría mejorado generalmente el presupuesto y la balanza externa (mediante la acumulación de reservas internacionales) lo suficiente para poder aplicar un programa muy expansivo, aunque no sea tal vez lo más indicado.

CASO ECUATORIANO ACTUAL: Es exactamente eso lo que recibió la RC: frustración de la gente que espera más, en particular en materia de equidad y esperanza. Y un gobierno carismático y populista que recibe condiciones muy favorables: estabilización sobre todo ligada a la dolarización, reservas razonables (incluyendo los fondos petroleros, alrededor de 10% del PIB), crecimiento sano (4-5% en los años anteriores), pobreza descendente, deuda pública en caída (menos del 30% del PIB) etc… La ortodoxia siempre es sana para los gobiernos populistas. Por eso el ciclo es: Ortodoxia (que deja la mesa servida), Populismo (que termina estallando por desequilibrios insostenibles), y otra vez la Ortodoxia (que debe nuevamente poner orden en casa).

2.Ausencias de restricciones

Los gobernantes rechazan explícitamente el paradigma conservador y olvidan todo tipo de restricciones a la política macroeconómica. Se cree que la capacidad ociosa aporta el margen necesario para la expansión. Las reservas internacionales existentes y la capacidad para racionar las divisas crean un margen de maniobra adicional  …Los riesgos del financiamiento deficitario destacados en el pensamiento tradicional se presentan como exagerados o totalmente infundados … transfiriendo recursos a los más pobres para que incrementen el consumo y crean una demanda de aumento de la producción,“justificando” así el uso de la capacidad ociosa. Es necesario gastar, así sea a costa de un déficit fiscal, porque si este déficit transfiere recursos públicos al aumento del consumo de los más pobres, éstos demandarán más bienes y así reducirán los costos unitarios.

CASO ECUATORIANO ACTUAL: No hubo restricciones importantes y así lo percibió y utilizó el Gobierno. Además las restricciones se aflojaron aún más, por dos lados. Uno, el aumento enorme del precio del petróleo sobre todo desde el 2008 (en valor real más del doble de la tendencia anterior). Dos, la recompra forzada de deuda externa en el 2009 que disminuye el stock de deuda a alrededor del  15% del PIB (los gobiernos anteriores ya la habían dejado cerca del 25%). Hay más espacios para una política económica sin restricciones percibidas. Como la economía está  dolarizada, los desequilibrios se manifiestan moderadamente (poco impacto en precios, y obviamente ninguno en devaluación).

3.Prescripciones de la política económica

En vista de las condiciones iniciales antes descritas, los programas populistas destacan tres elementos: la reactivación, la redistribución del ingreso y la restructuración de la economía. La trama común aquí es la “reactivación con redistribución”. La política recomendada es el uso activo de la política macroeconómica para redistribuir el ingreso, típicamente por medio de grandes incrementos del salario real que no se trasladan a los precios.

CASO ECUATORIANO ACTUAL: Son las frases y postulados que oímos en el Ecuador: durante varios año: restructuración, redistribución, producción y no especulación (lo que se logra gracias a la dolarización, no por las políticas económicas), dialogo social y consenso (que es en realidad un monologo). Un peso muy importante del Estado. Y más atractivo aún en un entorno dolarizado en que no se trasladan los desajustes a inflación ni devaluación.

  1. Las fases de la economía populista

Aunque cada episodio populista real exhibe ciertas características peculiares, podemos distinguir cuatro fases comunes a la gran mayoría de las experiencias.

Fase I

En la primera fase, los gobernantes ven plenamente confirmados su pronóstico y su prescripción: se elevan la producción, los salarios reales y el empleo, y las políticas macroeconómicas tiene gran éxito. Los controles aseguran que la inflación no sea un problema, y las importaciones alivian la escasez. La disminución de los inventarios y la disponibilidad de importaciones (financiadas mediante la desacumulación de las reservas o la suspensión de los pagos externos) absorben la expansión de la demanda con escaso efecto en la inflación.

CASO ECUATORIANO ACTUAL: Exactamente. Aumento de importaciones, relativamente baja inflación, aumento de salarios reales, buen crecimiento del PIB (aunque inferior, o en el mejor de los casos similar, a los años anteriores). Desacumulación de reservas y acciones forzadas en deuda externa. Y todo se atribuye al éxito de la política económica y no a factores externos y exógenos que poco a poco se van mermando.

Fase II

Se crean cuellos de botella en la economía, debido en parte a una fuerte expansión de la demanda de bienes nacionales y en parte a una creciente falta de divisas. Mientras que la reducción de los inventarios fue un aspecto esencial de la primera fase, los bajos niveles de los inventarios y su reposición constituyen ahora una fuente de problemas. Se hacen necesarias correcciones de los precios y devaluación, el control de cambios o el proteccionismo. La inflación aumenta de manera significativa, pero los salarios se mantienen. El déficit presupuestario empeora enormemente como resultado de los subsidios generalizados a los bienes de consumo básico y las divisas.

CASO ECUATORIANO ACTUAL: El continuo incremento del precio del petróleo y el endeudamiento interno y externo mantienen bajo control las presiones negativas. Pero estas comienzan a aparecer en las costuras hacia el 2012: importaciones excesivas, déficit comercial no petrolero creciente y menor inversión privada. Los crecientes controles a importaciones y flujos externos, el alza del Impuesto a la Salida de Divisas y el exponencial aumento del endeudamiento externo, son los primeros síntomas, a pesar de un precio del petróleo alto (y en esa época lo decía, cuando caiga el precio del petróleo, iremos a la fase III, no por sabiduría sino porque ser lo obvio).

Fase III

La escasez generalizada, la aceleración extrema de la inflación y una obvia deficiencia de divisas, condujeron a la fuga de capital y la desmonetización de la economía. El déficit presupuestario se deteriora violentamente a causa de un importante descenso de la recaudación fiscal y el aumento de costos de los subsidios. El gobierno intenta estabilizar reduciendo los subsidios y efectuando una depreciación real. Los salarios reales bajan drásticamente y la política se torna inestable. Se evidencia que el gobierno se encuentra en situación desesperada.

CASO ECUATORIANO ACTUAL: Llegó a finales del 2014 con la caída del precio del petróleo, y la apreciación del dólar en el mundo, y puso de manifiesto nuestras debilidades acumuladas por el populismo, sin que existan ni reservas ni capacidad de endeudamiento para compensarlo. La caída de la economía en el 2015 y 2016 lo evidencia, nuevamente de manera contenida, no por la política económica sino por la dolarización, que impide el shock cambiario y por ende frena la salida de capitales, y el shock inflacionario y por ende evita el derrumbe de los salarios reales.

Fase IV

La estabilización ortodoxa se realiza en nuevo gobierno …¿Será el 2017?

 

2 thoughts on “LA MACROECONOMIA DEL POPULISMO SE APLICA AL CASO ECUATORIANO-Feb 3,2016

  1. Lamentable la situacion macroeconomica actual, el populismo otra vez dejando su huella. Lo triste que pienso es que el gobierno tratara en base a deuda tratar de llegar al 2017 y librarse de tomar los correctivos economicos que la situacion actual lo requiere.
    Sr Pablo Lucio Paredes, como medida inmediata seria tratar de frenar la desmonitizacion de la economia? la iliquidez se extiende y eso hace que el credito siga contrayendose,Como frenamos esto? Gracias por su respuesta y su atencion a este comentario.

    Like

  2. Excelente análsis, por desgracia. La liquidez del estado, tan afectada, no es comprendida por el gobierno. Nosotros no producimos dólares, los dólares deben venir de fuera sea por inversión extranjera o por grandes exportaciones. Al momento, no existen ninguna de las 2 cosas. Por ese motivo, el estado se ve en la necesidad de hacer préstamos, venta anticipada de pretróleo a precio inconveniente, etc. Recurrir al FMI para préstamos de liquidez implica hacer algunas concesiones que ya vivimos en el pasado con consecuencias que no quisiéramos volver a experimentar. Me pregunto si ese es nuestro mejor escenario o si debemos todos apretarnos los cinturones hasta que la apertura a inversiones extranjeras y el fomento de la exportación den resultados. Obviamente, esto último no lo podemos esperar del actual gobierno. entonces, ¿Qué nos espera para los próximos meses?

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s