FRANCE INSOUMISE: Correa, un “padrino” que tiene un balance fuertemente discutido.

Traducción libre del francés al español del artículo en Mediapart de agosto 31, 2017

 Algunas reflexiones en el terreno sobre el balance engañoso de Rafael Correa en el Ecuador, la crisis sin retorno que ese país atraviesa y lo  inoportuno de ver en ella un modelo viable para la izquierda europea.

El 25 de agosto pasado, en Marsella, el ex Presidente ecuatoriano Rafael Correa fue recibido con gran pompa por los organizadores de France Insoumise. Para algunos de nosotros, franceses y franco ecuatorianos, viviendo, trabajando y/o estudiando en el Ecuador durante muchos años y simpatizantes de la France Insoumise es necesario enfatizar que el espectáculo fue extremadamente hiper realista y que las increíbles mentiras proferidas con aplomo por el anterior Jefe de Estado, hoy residente en Bélgica, tenían mucho que suscitaba indignación.

 

Es necesario saber que en su país la Revolución Ciudadana que Correa pretendió haber traído entre el 2006 y el 2016 está en plena implosión, bajo los golpes que le da un sucesor que él mismo designó, directamente, sin ninguna consulta ni plenaria, en el seno de un movimiento político débilmente estructurado. Este movimiento, Alianza País, en efecto siempre ha obedecido a las consignas de su líder que se encuentra hoy más bien desamparado por esta situación, más aún porque una amplia mayoría de oportunistas y aprovechadores que componen la jerarquía de AP ya están en proceso de ajustarse a las posiciones del nuevo Presidente Lenin Moreno.

 

¿Cuáles son las causas de este viraje de 180 grados que hacen que hoy Rafael Correa y el nudo duro de sus partidarios denuncien a Lenín Moreno como un traidor?

 

Se comenzará a comprender mejor si se observa que Moreno surfea hoy con un nivel de popularidad de más del ochenta por ciento denunciando como negativo, incompleto o falso una buena parte del balance del correísmo, desmontando toda la maquinaria política instaurada por Correa para manipular las instituciones y sugiriendo que él hará lo posible para bloquear el retorno al poder del caudillo de Alianza País. Porque el estado de gracia que reina alrededor de Moreno hoy en el Ecuador, no es tanto debido a las virtudes discutibles del nuevo mandatario y de su equipo, lo que es demasiado temprano para analizar, sino a la crítica general suscitada por las graves decisiones autoritarias, la corrupción masiva y los engaños económicos y sociales del régimen de “democracia controlada” de Rafael Correa.

 

Son tres los ejes que Lenín Moreno pone en marcha para asentar su poder y asegurar un mínimo de consenso frente a un horizonte económico más y más sombrío, no solamente por la caída del precio del petróleo:

 

  • Poner fin al autoritarismo y reanudar el diálogo con los actores de la sociedad civil, desde los movimientos indígenas hasta los medios de comunicación pasando por  los sindicatos.
  • Luchar contra la corrupción masiva y contra la impunidad en la cual están involucradas las jerarquías de la burocracia correísta protegidas por una justicia a sus órdenes.
  • Traer a la luz el balance económico del Gobierno de Rafael Correa caracterizado por graves extravíos, por los efectos de anuncios grandilocuentes sin verdadero seguimiento sobre el terreno y por el maquillaje vergonzoso de cifras muy poco tranquilizadoras.

 

Democracia Primero

 

Cuando el nuevo Presidente declara: “es maravilloso, poco a poco, que la gente abandone su comportamiento ovejuno y comience a verdaderamente respirar esta verdadera libertad, esto me agrada, me agrada que las personas tengan la posibilidad de criticar”, 1 todo el mundo en el Ecuador, incluyendo la mayor parte de los miembros del partido del poder, sabe muy bien de qué habla. Ciertamente, Rafael Correa no es un “dictador”, pero su balance en materia de libertades publicada es muy sombrío. Ya sea el derecho para manifestarse, el derecho al trabajo, el derecho de las mujeres, la protección del medio ambiente, la autonomía de las organizaciones populares, de la independencia de la justicia o de la libertad de expresión, la regresión ha sido notable bajo su mandato, sobre todo a partir del 2011.

 

De hecho, las cifras de la represión reunidas por los organismos de la defensa de derechos humanos2 muestran que el Ecuador no ha tenido  tal ola de criminalización de los movimientos sociales desde la era de León Febres Cordero (1984 – 1988), mandatario autoritario, amigo de Ronald Reagan y portador de una agenda “anticomunista” radical. Esa es la razón por la cual una serie de intelectuales y opositores de izquierda, de los cuales muchos fueron miembros originales de los Gobiernos de Rafael Correa, no dudan de hablar de una verdadera “restauración conservadora” 3.

 

El hecho es que, si vivieran y actuaran en Ecuador, desde hace mucho tiempo atrás muchos de los militantes más activos del movimiento social francés, y entre ellos los que ponen su esperanza en la dinámica de France Insoumise, habrían sido llevados ante la justicia, o incluso tomado prisioneros, por el régimen de Correa.

 

Lo que pone más furioso a Rafael Correa y que lo lleva a enviar tweets rabiosos desde Bruselas a las cuatro de la mañana como un vulgar Trump, son los acercamientos que Lenín Moreno no ha cesado de tener desde hace tres meses con los diversos sectores de la oposición social y política, restituyendo por ejemplo a la Conaie, por cien años, su oficina en Quito de la cual Correa había tratado de expulsarla, negociando y acordando la amnistía a militantes indígenas y ecologistas perseguidos o enviados a prisión por su predecesor, poniendo fin a la persecución judicial de periodistas y a las veleidades de censura de la gigantesca cámara de gas (con una ley de comunicación y varios organismos de administración y de control dignos de una satrapía de Europa del este: La Secom, la Cordicom y la Supercom 4) creada por el gobierno anterior para controlar, intimidar y disciplinar a los medios de comunicación. Para coronar todo, Moreno ha despedido a los propagandistas serviles que Correa había nombrado a la cabeza de los medios de comunicación.

Es lamentablemente sintomático que lo que ha causado la ruptura inicial entre los dos ex aliados, ha sido que el Presidente anterior parece considerar como fundamentos intocables de su balance, el acoso judicial permanente a los movimientos sociales y a los periodistas, y la criminalización de la menor crítica y protestas por parte de los ciudadanos.

Una corrupción sistemática

Sobre la corrupción Correa no ha inventado nada y ciertos miembros del equipo de Moreno (generalmente heredados de su predecesor) no son pequeños ángeles, pero se necesita un increíble desparpajo para declarar, como el ex Presidente ha dicho en Marsella, que “la Revolución Ciudadana ha puesto fin a la corrupción institucionalizada en el Ecuador”. Esto incluso después que cada semana se habla de nuevas revelaciones y de nuevos escándalos que  afectan a los más cercanos colaboradores de Correa, con un sistema generalizado de sobre facturación,  y de desvío y blanqueo de fondos edificado sobre la base del supuesto “retorno el Estado”.

Aparte del escándalo que afecta a la empresa pública estratégica Petroecuador, donde hay diez y seis procesos legales abiertos, de los cuales  ocho por enriquecimiento ilícito, tres por delincuencia organizada y dos por blanqueo de activos 5, el gigantesco tema Odebrecht que desde noviembre de 2014 ha acusado a varios jefes de estado y a altos funcionarios de todos los bordes ideológicos de América Latina, toca también al gobierno de Correa. De 800 millones de dólares que Odebrecht habría distribuido a través del mundo, 41,7 millones han aterrizado en Ecuador para “facilitar” la firma de contratos que suman más de 4,4 mil millones de dólares 6.

En estos dos temas y en otros, no solamente media docena de ministros y altos funcionarios de Correa (entre los cuales el Contralor, el Fiscal General, el ex Ministro de Hidrocarburos y el anterior Presidente del IESS) ya están en juicio, inculpados, en la cárcel o bien han huido de la justicia refugiándose en el extranjero, pero el círculo de las acusaciones se aprieta alrededor del Vicepresidente Jorge Glas, instalado en el poder por Correa para supervisar y poner en orden a Lenín Moreno y asegurar el éxito de una operación de sucesión, transición de tipo “Putin-Medvedev” que está a un paso de naufragar de forma espectacular.

 

Glas, un ingeniero eléctrico parte de cuya tesis es el fruto de un plagio, que no tiene ningún pasado de militante en la izquierda ecuatoriana (no más que Correa, por otro lado) debe todo a su amigo Correa, quien fue su jefe en los boy scouts y su profesor particular antes de ser su padrino político. Sucesivamente manejó el fondo de solidaridad en el 2007, fue Ministro de Telecomunicaciones en el 2009, después Ministro de la Coordinación de Áreas Estratégicas en el 2013, ha sido Vicepresidente de Rafael Correa del 2013 al 2017 y después de Lenín Moreno desde el 24 de mayo pasado.

Sin sacarlo formalmente de su puesto (lo que solamente puede hacer la Asamblea Nacional) el nuevo Presidente le ha retirado todos sus funciones por las graves sospechas que pesan sobre dos temas: la venta de un pozo petrolero en beneficio de una empresa relacionada con la hija del Ministro de Energía y Minas, Wilson Pastor, y el tema Odebrecht en el cual su tío Ricardo Rivera está gravemente implicado.

Sería demasiado largo detallar todos los casos de sus cercanos colaboradores, parientes y amigos de Correa que hay implicados en estos temas 7, pero vale la pena hacer énfasis en el caso llamado Pastor, porque pone perfectamente en claro el lazo entre la corrupción y el vacío de muchas pretensiones “anti imperialistas” del discurso de Correa.

Cuando la Revolución Ciudadana refuerza los vicios del Estado rentista

Lejos de constituir una ruptura con décadas de pillaje e injusticia, como Correa proclama, estos casos son sospechosas continuidades que han caracterizado la política petrolera del correísmo. Eminencia gris del petróleo ecuatoriano durante más de treinta años, Wilson Pastor ha sido capaz de servir tanto los intereses “imperialistas” de una firma como Texaco de la que fue gerente financiero en el Ecuador, como de la agenda supuestamente “nacionalista” de Petroecuador bajo Correa. (De hecho el litigio entre Chevron, sucesora de Texaco, y el Estado ecuatoriano, puesto en escena con una propaganda millonaria por el régimen de Correa, es sobre todo una cortina de humo que esconde los graves atentados contra el medio ambiente y la población indígena causados tanto por Petroecuador como por ciertas multinacionales oportunamente diabolizadas).

 

Asociado paralelamente a firmas chinas desde comienzos del año 2000 es también Pastor como Ministro de Energía y Minas quien ha hecho posible desde el 2012 la explotación minera a gran escala por empresas venidas de China, en ecosistemas vitales y frágiles en territorios indígenas.

 

Paralelamente a la continuidad de esas políticas extractivistas clásicas, las veleidades “anti-imperialistas”  de Correa se han suavizado los últimos años: regreso al redil  del Fondo Monetario y del Banco Mundial después del 2014, firma de un tratado de libre comercio con la comunidad europea que la Revolución Ciudadana había jurado nunca hacer en las condiciones exigidas por Bruselas, concesión de la mitad de las reservas del petróleo ecuatoriano a Goldman Sachs a cambio de liquidez, sin hablar de la engañosa renegociación de la deuda a través de vivezas de los traders (a las cuales ha contribuido a nombre de la banca Lazard, Mathieu Pigasse), seguida desde 2014 para un relanzamiento explosivo e incontrolable del ciclo de endeudamiento.

 

De hecho es esta gestión errática del endeudamiento ecuatoriano y su maquillaje contable bastante burdo que denuncia hoy Lenín Moreno, quien no desea pagar los platos rotos de las vilezas financieras de su predecesor.

 

Para el Economista Alberto Acosta, figura tutelar de la izquierda radical ecuatoriana, mentor y después Ministro de Correa antes de ser Presidente de la Asamblea Constituyente, alejado del poder a partir del 2009 por sus graves desacuerdos sobre cuestiones democráticas y de medio ambiente, Correa no ha cesado “de borrar con el codo lo que escribía con la mano” 8. De los modestos, pero sin duda meritorios avances en la reducción de la pobreza y la desigualdad que ha conocido Ecuador bajo Correa, se puede decir rápidamente dos cosas, que señala Acosta y otros observadores:

 

  • El hecho de que ellas hayan sido más importantes en los años anteriores a la llegada de Correa al poder que bajo su mandato, así como resultados iguales o superiores en estos temas de ciertos vecinos “neoliberales” como el Perú o Colombia, demuestran que son antes que nada el reflejo del “boom” de las explotaciones de productos primarios y el efecto del rebote económico producto del deterioro de las condiciones sociales después de la crisis financiera de 1999 – 2000.

 

  • Atascadas después del 2011 estas ganancias sociales son fuertemente amenazadas por el empeoramiento de los indicadores económicos y la persistencia de un subempleo y desempleo masivos.

 

Las cuestiones molestas para Correa….y para France Insoumise

 

Frente a este balance tan crítico, ayer confinado a los círculos de la izquierda opuesta a Correa, hoy largamente retomado por el entorno de Moreno, el ex Presidente denuncia desde Bruselas una conspiración que busca dilapidar su herencia  y afirma que Ecuador está “volviendo al pasado” y que “la Patria está en venta”. Pero si es así, se plantean algunas interrogantes bastante molestas. ¿Cómo es posible que el sucesor designado del “mejor presidente de la historia del Ecuador” retome textualmente varias acusaciones de sus enemigos más feroces? ¿Cómo es que la “Revolución Ciudadana” ha podido alimentar en su seno a semejante víbora? ¿Por qué no se encuentra más de una media docena de valiosos parlamentarios de Alianza País que vengan abiertamente a apoyar a su líder histórico?

 

Sobre todo, como lo señala, el sociólogo español Decio Machado, antiguo consejero de Rafael Correa, “¿dónde está la llamada profunda transformación revolucionaria de la que nos hemos alimentado durante una década de propaganda correísta si, en apenas noventa días, de acuerdo a las mismas fuentes correístas, ya no queda nada? 9

 

Queda saber por qué algunos dirigentes de la France Insoumise consideraron necesario ofrecer una plataforma a las mentiras y medias verdades de Correa y legitimar una sinvergüencería que está hoy denunciada por su propio delfín y prácticamente por todas las organizaciones sociales y populares ecuatorianas, en particular por el movimiento indígena y los sindicatos de trabajadores, puntas de lanza históricas en la lucha por la democracia y contra el neoliberalismo en Ecuador…

 

Sunniva Labarthe, Doctorante « Territoires, sociétés et développement », EHESS-CESPRA.

Lucie Laplace, Doctorante en Sciences Politiques à l’Université Lyon II.

***

Para los que quisieran informarse más ampliamente, además de las fuentes citadas, algunos complementos bibliográficos útiles que se apoyan en los análisis de la izquierda crítica en Ecuador:

Pablo Ospina Peralta, La tormenta imperfecta, Comité Ecuménico de Proyectos, Quito, juillet 2017, http://www.cepecuador.org/images/PDFs/coyuntura_ecuador_julio_2017.pdf ; Idem, « La división de Alianza País. Interpretaciones para las izquierdas latinoamericanas », Rebelión, 29-08-2017, http://rebelion.org/noticia.php?id=230801.

Sunniva Labarthe, « Quand le jaguar perd ses dents. Image internationale et contestations locales de la Révolution Citoyenne en Equateur », in Thomas Posado (dir.), « Tournant à gauche en Amérique Latine : fin de cycle ? », Recherches Internationales, n° 107, avril-juin 2016.

Sunniva Labarthe et Marc Saint-Upéry, « Equateur : les ‘‘post-vérités’’ de Pierre Carles et Nina Faure », Mediapart, 5-12-2016, https://blogs.mediapart.fr/saintupery/blog/051216/equateur-les-post-verites-de-pierre-carles-et-nina-faure.

Sunniva Labarthe, « Les résultats mitigés des gauches latino-américaines », in Bertrand Badie et Dominique Vidal (dir.), L’Etat du monde 2016 : un monde d’inégalités, La Découverte, Paris, 2015.

—————-

1 «Presidente Lenín Moreno rompe fuegos contra situación económica que le habría dejado Rafael Correa », Ecuador Inmediato, 11-07-2017, http://www.ecuadorinmediato.com/index.php?module=Noticias&func=news_user_view&id=2818822756&umt=presidente_Lenín_moreno_rompe_fuegos_contra_situacion_economica_que_le_habria_dejado_rafael_correa.

2 D´après les statistiques fournies par la Fiscalía General del Estado (Bureau du Procureur général), il y a eu entre 2009 et 2013 entre 300 et 400 procès par an pour « délits contre la sécurité de l´État », constitués pour plus des deux tiers par des soi-disant « rébellions » et « attentats » contre des fonctionnaires publics. Cf. Programa andino de Derechos Humanos, Informe Sobre Derechos Humanos, Ecuador 2009-2013, Universidad Andina Simón Bolívar, Quito, 2014.

3 Alberto Acosta et al. La restauración conservadora del correismo, Montecristi Vive, Quito, 2014.

4 Monica Almeida, «Estados, medios y censura soft. Una comparación transnacional y transideologica », Nueva Sociedad, n° 249, janvier-février 2014. Cet article offre une comparaison saisissante et fort instructive entre l’Equateur et la Hongrie de Viktor Orbán.

5 Le montant des saisies effectuées au cours de perquisitions rocambolesques s’élève à plus de 300 000 dollars en liquide, 80 personnes ont été interrogées, 24 sont en cours d’instruction dont cinq en préventive.

6 Fernando Villavicencio et Christian Zurita, « Ecuador y la mano sucia de Odebrecht », Plan V, 22-12-2016, http://www.planv.com.ec/investigacion/investigacion/ecuador-y-la-mano-sucia-odebrecht.

7 Pour qui non seulement Correa a déclaré maintes fois mettre la main au feu, mais au bénéfice desquels il a déclenché des persécutions administratives et judiciaires contre plusieurs journalistes d’investigation et parlementaires.

8 Alberto Acosta et John Cajas-Guijarro, « La “deuda eterna’’ contrataca », Plan V, 14-07-2017, http://www.planv.com.ec/historias/sociedad/la-deuda-eterna-contrataca.

9 Decio Machado, « La nueva disputa por el poder en Ecuador », Sin Permiso, 19-08-2017, http://www.sinpermiso.info/textos/la-nueva-disputa-por-el-poder-en-ecuador.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s