LENIN (CASI) MÁS DE LO MISMO: PROPUESTA TRIBUTARIA Y PROFORMA 2018- 23 Noviembre 2017 –

Pablo Lucio Paredes

Decano de la Escuela de Economía USFQ

El Gobierno no ha planteado ningún plan económico, sino 2 propuestas que muestran lo que es su limitada hoja de ruta, al menos por el momento. Quizás, como piensan algunos, en espera de la Consulta Popular que de ganarla cambiaría las visiones y percepciones, al quitar del camino la pesada carga política del correísmo. Quizás … El gráfico 1 muestra lo que algunos creen en el mundo, que este gobierno puede ser un gran reformador; mientras hay otros, como yo, que tenemos muchas dudas sobre algún giro que pudiera dar el gobierno.

GRAFICO 1

1

Fuente: Profitas

En todo caso tenemos por ahora la Proforma cuyo enfoque es mantener un estado grande y  una ley, cuyo título debería ser algo así como “Más impuestos y algunas exoneraciones tributarias”, en lugar de un supuesto enfoque reactivador.

Ni la ley ni la proforma atacan (sino empeoran en muchos casos) los problemas fundamentales del Ecuador, en particular el tema clave de la productividad, producir más y mejor (sean estos bienes económicos o sociales como educación o salud, o institucionales).

DATOS IMPORTANTES PARA ENTENDER EL ENTORNO

1)El cuadro 1 muestra con claridad lo que ha sido la estrategia de AP durante los últimos años y que se mantiene actualmente: vivir de los elevados ingresos petroleros (en este caso los presento en términos netos, es decir exportaciones de crudo menos importaciones de derivados) y si estos disminuyen (como sucedió desde 2015) endeudarse, de tal manera de mantener un flujo externo anual total entre 8 y 10 mil millones de dólares. Esto no se dio en el 214 cuando el flujo total fue en realidad de 11.5 mil millones (nos endeudamos a pesar de altos ingresos petroleros) ni en 2015 cuando fue al revés, el flujo bajó a 5 mil millones. Este año 2017, es un reprise de esa lógica: cerca de 4 mil millones en petróleo neto y 5 mil millones en deuda externa neta. Y 2018, irá en la misma dirección con un aporte petrolero quizás algo mayor por un precio mundial más alto y algo más de producción petrolera, y ligeramente menos deuda  neta (porque cada año los pagos de deudas anteriores aumentan).

CUADRO 1

2

Fuente: BCE y en 2017 – Proyección Autor

Nota: no se incluyen las preventas petroleras, ni otras deudas no registradas como tales

2)El tamaño del Estado es enorme, como muestra el cuadro 2. Es evidente hay muchos gastos que nada aportan en productividad. ¿Cómo sabemos? Primero porque lo observamos en tantas actividades que enfrentamos en la vida diaria (agentes de tránsito que no cumplen su trabajo, trámites etc…). Segundo, porque observamos un comportamiento similar y ningún esfuerzo en reducir o mejorar el gasto.

CUADRO 2

3

Fuente: BCE            Elaboración: Autor

3)Los pagos de deudas son enormes. En el cuadro 3 vemos que en estos años, el servicio de deudas externas anteriores (intereses más capital) ha crecido en promedio del 0,5 al 1% del PIB trimestral. Esto por el monto mismo de las deudas, pero además por las muy malas condiciones de plazos (en promedio alrededor de 7 años) e intereses (promedio 7%).

Y recordemos que muchas de las deudas contratadas en el mercado privado internacional, lo han sido con “balloon payments” es decir pagos anuales de intereses pero un solo pago de capital al final del período. En consecuencia, a partir de 2020, casi todos los años, hay vencimientos importantes de deuda…mayores a los actuales. Hay que prepararse … y obviamente no nos estamos preparando!

CUADRO 3

4

Fuente: BCE            Elaboración: Autor

4)Contrariamente a lo que a veces creemos, el Ecuador no es un país tan abierto al mundo, o al menos no aprovechamos suficientemente las oportunidades que hay. Nuestras exportaciones no petroleras de bienes y servicios (por ejemplo está considerado el turismo), son del orden de 14 a 15 mil millones es decir 900 dólares por año y por habitante (hay muchos países que tienen el doble o 10 veces más!). Un objetivo sano sería en primera instancia aumentar esas exportaciones del 14-15% del PIB al 20%. Por ende hay mucho que hacer en el frente externo, porque los países pequeños deben abrirse al mundo en busca de oportunidades (aunque obviamente hay riesgos).

CUADRO 4

5

Fuente: BCE y en 2017 – Proyección Autor

 

5)El PIB del Ecuador del orden de 6.000 dólares por habitante o 12.000 dólares por trabajador, muestra que nuestro nivel de productividad es muy bajo. Y esta cifra está sobreestimada porque un gobierno, enorme como el que tenemos, genera muy baja productividad (e incluso nula o negativa en muchas cosas); sin embargo el PIB no toma en cuenta esta particularidad, porque mide actividad económica y no realmente si ésta es útil o productiva (por ejemplo la Refinería del Pacífico generó 1.200 millones en actividad pero en realidad 0 en productividad porque es un carísimo terreno aplanado sin utilidad).

Esto está ligado a la disminución de la inversión privada que ha pasado en 10 años del 16% del PIB (en sí mismo, ya bajo) a 13-14%. Objetivo: alrededor del 20%.

 

LO QUE EL GOBIERNO HA PLANTEADO ¿RESUELVE LOS PROBLEMAS SEÑALADOS?

Ninguno.

¿Productividad? No, más bien hay muchas cosas que van en contra de ella, desde algo muy claro como la reforma que elimina la ventaja tributaria de las empresas en caso de reinversión, o el mismo aumento del impuesto a la renta del 22% al 25%, y todo el enfoque errado que genera.

¿Inversión privada nacional o externa? No, igual que lo anterior.

¿Apertura al mundo? No, porque más bien se crean más aranceles y tasas, mientras se mantiene el ISD. Resultado, siguen los muros alrededor de la economía.

¿Deuda estatal? No, porque si seguimos con un elevado déficit (mayor que el crecimiento del tamaño de la economía), el peso de los pagos es cada vez mayor.

¿Tamaño del Estado? No, porque la proforma 2018 es mayor que el gasto 2017.

¿Otros? No, por ejemplo el déficit de caja de 1.700 millones de dólares en el sistema de pensiones del IESS! (ver Koyuntura USFQ – Septiembre 2017).

 

LO QUE PLANTEAN LOS DEFENSORES DEL PLAN LENIN (defensa muy similar a la de los Planes Correa)

1)”El Gobierno es un motor de la economía y por ello bajar el gasto público significa menos actividad económica que afecta a todos”.

Comentario: hay una grave confusión, como dijimos, entre actividad y generación de riqueza productiva. Por ejemplo, los 1.200 millones de la Refinería del Pacífico generaron actividad (algunos empleos temporales, uso de equipos, compra de insumos etc), pero al ser una obra totalmente inútil (unos terrenos aplanados que para nada sirven),  en nada aportaron al ingreso y riqueza real de los ecuatorianos (peor aún si tomamos en cuenta el evidente sobreprecio de la obra). Y sin duda un Estado sobredimensionado como el nuestro, tiene una enorme cantidad de gastos inútiles. Cuando se los elimina, puede ser que la actividad económica se vea aparentemente afectada, pero en realidad no hay efecto sobre la productividad, y más bien ésta puede aumentar porque se liberan recursos (impuestos o deuda), disminuyen los riesgos y se quitan trabas (muchas actividades públicas no solo son inútiles sino que además frenan directamente el florecimiento de otras actividades) que permiten el desarrollo de actividades privadas que sí aportan al desarrollo. El país gana con menos gastos estatal inútil.

2)”La inversión extranjera debe ser manejada con pinzas porque si ingresan 1.000 millones de dólares al final terminan saliendo 2.000, con  lo cual el efecto negativo sobre la economía es muy claro”

Comentario: Esta visión es tremendamente grave porque en realidad esto sucede en cualquier actividad empresarial Alguien invierte 1.000 en un negocio con el objetivo de en el tiempo retirar esos 1.000 y algo más de rentabilidad. ¿Quiere decir que las actividades empresariales son negativas porque a la larga los dueños retiran más de lo que invirtieron? Evidentemente no. Por un lado, el aporte de la inversión es generar empleo y sobre todo calidad de vida a la gente a través de la provisión de bienes y servicios que satisfacen sus necesidades y gustos. Por otro lado, el tiempo de vida de la empresa es en general bastante más largo que el tiempo que toma al empresario haber recuperado su inversión, y mientras tanto se ha multiplicado el valor de su aporte a la colectividad. La inversión extranjera es importante porque aporta nuevos horizontes, tecnología, innovación etc…Aunque siempre es importante recordar que la inversión extranjera rara vez representa más del 20% de la inversión total en un país.

3)”Ciertamente hay ineficiencias en el Estado, pero también las hay en el sector privado”.

Comentario: Obviamente hay actividades privadas ineficientes, pero la competencia del mercado poco a poco va disminuyendo su peso o incluso desaparecen. El cliente (casi) siempre tiene la opción de escoger. El monopolio estatal no solo obliga a transferir recursos, sino que además malgasta parte del dinero, sin que haya opción para el ciudadano de evitar lo uno o lo otro.

 

NOTA FINAL

Comparto con ustedes la brillante carta que mi colega Luis Espinosa Goded, profesor de la USFQ, envió al rector de la Universidad de Ginebra.

Carta abierta al rector de la universidad de Ginebra: no somos las cobayas de Correa Estimado señor rector:

La institución que usted preside albergó una conferencia del ex-presidente de Ecuador Rafael Vicente Correa Delgado el pasado lunes 6 de noviembre. Conferencia sobre la que usted emitió el siguiente tweet (https://twitter.com/FlueckigerYves/status/927649418416967680) :

“El Ecuador como laboratorio de políticas sociales que concilian el crecimiento y la reducción de las desigualdades y de la pobreza #Unige<https://www.facebook.com/hashtag/unige?source=feed_text&story_id=10212299371177555>”  acompañado de dos fotos de Rafael Correa conferenciando en su universidad.

 

Al respecto quiero manifestar mi indignación, tanto por la invitación de Rafael Correa como por su comentario al respecto.

En primer lugar pues no es cierto que el “laboratorio” de Ecuador haya sido modelo de nada. Para empezar por algo que a usted le debería concerner personalmente, la administración de Correa fue especialmente hostil a la independencia universitaria (conozca los casos de la Universidad Andina Simón Bolivar y de la FLACSO en Ecuador, por ejemplo). Además usted reside en Ginebra, lo tiene especialmente fácil para conocer los informes de derechos humanos en Ecuador que se realizan precisamente en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, y donde usted pudo haber escuchado a los activistas de derechos humanos denunciar los atropellos del gobierno de Rafael Correa a la libertad de expresión, los atropellos a la independencia judicial, a los derechos LGTBI, a las comunidades indígenas, a los emigrantes, etc… Creo que también debería ser de su interés conocer el estado de putrefacción que dejó la corrupción del gobierno de Correa, comenzando porque su vicepresidente está preso en estos momentos, y porque el fiscal y controlador están acusados de corrupción, o que hay hasta 6 ministros investigados. Esto es, un Estado de corrupción generalizada producida bajo el gobierno de Correa. Me pregunto si de eso también habrá hablado en la conferencia o le habrán informado. Situación de la que Correa hasta ahora se ha limitado a defender a sus ex-ministros sin reconocer responsabilidad alguna.

Si se quiere resaltar el plano económico quizá le interesará saber, a usted como experto en políticas laborales, que tras diez años de ingresos petroleros en máximos históricos el porcentaje de empleo formal en Ecuador no ha mejorado ni un poco, y sigue habiendo una tasa del 40% de empleo informal en el país. O quizá le interese saber que una vez bajó el precio del petróleo la pobreza volvió a subir en Ecuador en el Ecuador en el año 2015 y 2016, por primera vez tras una caída sostenida desde la dolarización en el año 2000.

 

Por todo ello, estimado señor Rector, no parece que sea “modelo” de nada las políticas de Rafael Vicente, y mucho menos que el Ecuador sea un “laboratorio de políticas sociales” lo que sitúa a los ecuatorianos como “cobayas” de los experimentos de cualquier “ingeniero social” que llegue a la presidencia, con economistas como usted “analizando” los resultados desde sus cómodas posiciones en universidades occidentales, cual entomólogos viendo la evoluciòn de distintas colmenas.

Es bastante ofensivo para los ecuatorianos que usted avale con su prestigio y su comentario los “experimentos de Correa” y que su supuesta imparcialidad científica ni siquiera le lleve a ver los “costes” de ese “experimento”. Que van desde los atropellos a los derechos humanos, hasta la pérdida de institucionalidad dramáticas que ha vivido Ecuador.

Ni Ecuador es un “laboratorio” ni los ecuatorianos somos “cobayas” ni los “economistas del desarrollo” del resto del mundo pueden situarse en esa inmoral posición “académica” de “analizar” los distintos “experimentos” llevados a cabo por los gobernantes de los países en vías de desarrollo -muchos de ellos de dudosas o nulas credenciales democráticas- como si no hubiese habitantes que sufren los “errores” de los “experimentos” en ellas. A este respecto le recomiendo encarecidamente que lea “The Tyranny of experts” de William Easterly. Ahí verá como su comentario se enmarca en una larga tradición de economistas del desarrollo con una muy cuestionable deontología económica.

Hoy mismo se cumplen cien años del aniversario de la Revolución soviética, ese “gran experimento” que causó más de cien millones de muertos, avalado por gran parte de los economistas de aquel tiempo. Lo dramático es que economistas como usted no hayan aprendido la lección fundamental: todo experimento socialista termina en miseria y destrucción. Y el “experimento” de Rafael Correa fue eso: otro experimento socialista más en la humanidad. Y como todos ha terminado igual: en empobrecimiento y destrucción de la producción y de la institucionalidad.

Por todo ello, señor rector, le exigimos una disculpa hacia los ecuatorianos por su calificación hacia nosotros como sujetos de los experimentos de Correa, y por avalar con su tweet y su presencia en la conferencia de Correa sus tesis. Somos partidarios de la libertad y de la libre expresión, y más en la academia, pero creemos que en justicia se debería invitar a otro conferenciante en análogas circunstancias a las que ha sido invitado Correa a su universidad para ofrecer al menos otro punto de vista más allá del auto-elogio desvergonzado y alejado de la realidad al que acostumbra el ex-presidente expatriado.

 

Atentamente, quedo a su entera disposición

 

Luis Espinosa Goded

Profesor de Economía

Universidad San Francisco de Quito

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s