¿HACIA DÓNDE VA EL DÓLAR? Febrero 13, 2017

Pregunta importante para el mundo y más aún para el Ecuador dolarizado.

Por eso es bueno arrancar con  temas básicos, antes de dar una mirada hacia el futuro (que está en construcción, así que no es incierto, sino aún inexistente).

1)¿Qué mueve a las monedas? …. en particular al dólar que es probablemente el “producto” más intercambiado en el mundo.

Igual que los limones o cualquier otro producto: la oferta y la demanda. Y esta viene de dos vertientes (cuadro #1). Uno, los flujos comerciales, gente que compra y vende dólares para importar o exportar desde y hacia los EEUUU, pero también entre otros países ya que el dólar es la moneda principal de intercambio mundial. Dos, los movimientos de capitales que incluyen muchas cosas, desde alguien que invierte en la Bolsa de Valores en Estados Unidos, hasta alguien que en su país (fuera de EEUU) ahorra en dólares, pasando por los Bancos Centrales que acumulan reservas en dólares o alguien que se compra una propiedad en los EEUU como inversión, o muchos en el mercado financiero que especulan sobre el dólar con la esperanza que suba o baje y tener éxito en sus apuestas. Si hay más gente comprando dólares este se fortalece, si hay más gente vendiendo, se debilita.

Como vemos son muchas cosas, y por eso acertar es (casi) imposible. Hay demasiados involucrados, demasiado dinero que se mueve y demasiada información.

Con una complicación adicional. El peso colombiano, por ejemplo, se mueve en función de los movimientos comerciales y de capitales en la economía colombiana.  Y necesariamente debe haber un equilibrio entre unos y otros: el déficit (o superávit) en el los movimientos de bienes y servicios, debe ser compensado con la entrada (salida) de capitales y movimientos de reservas. Todo esto constituye el equilibrio de la balanza de pagos colombiana y el tipo de cambio debe ayudar a ajustar lo uno a lo otro. Pero en el caso del dólar y la economía americana esto no es así, porque muchos movimientos de dólares se dan fuera de la economía americana (lo que no sucede con el peso colombiano), y por ende el equilibrio entre oferta y demanda es mucho amplio y no se refleja solo en la balanza de pagos americana.

CUADRO #1 – QUIEN COMPRA Y VENDE DÓLARES

imagen-1

2)¿Qué ha pasado en los últimos tiempos?

Cómo vemos en los gráficos #1 y #2, el dólar se ha fortalecido desde el 2014 frente a todas las monedas del mundo. Aquí tenemos el caso del euro, que ha pasado de 1.40 dólares por euro a menos de 1.10, y el peso colombiano de menos de 2.000 pesos por dólar a más de 3.000.

GRÁFICO #1 – DÓLARES POR EURO

imagen-2Fuente: Bloomberg

GRÁFICO #2 – PESOS COLOMBIANOS POR DÓLAR

imagen-3Fuente: Bloomberg

Razones hay varias, pero al menos tres parecen imponerse:

1)Como vemos en el gráfico #3, la tasas de interés en los EEUU han tendido a una ligera alza en este último período, y sobre todo hay una expectativa de que aumenten aún más. Tasas de interés más altas en dólares atraen más capitales al dólar.

2) La economía americana ha mostrado algo más de fortaleza que otras, esto no solo lleva al alza de los intereses, sino se generan expectativas favorables sobre crecimiento, inversiones, negocios, valoración en Bolsa etc…lo cual atrae capitales al dólar.

3)Los especuladores en el mercado funcionan en base a ciclos, de repente el  ánimo del mercado se va en una u otra dirección y muchos siguen (y generan, al mismo tiempo) una cierta tendencia, en base no siempre (ni solo) a factores totalmente objetivos. Y la tendencia en los dos últimos años fue “dólar más fuerte”.

GRÁFICO #3

imagen-4Fuente: The Economist      Elaboración: Autor

3)El futuro del dólar

Hasta hace poco la apuesta más obvia era: el dólar se va a fortalecer, y de alguna manera los mercados ya lo integraron en sus decisiones, por eso el fortalecimiento que vimos entre el 2014 y 2016. Con el euro por ejemplo, la posibilidad de ir a la paridad (1 dólar = 1 euro), o incluso “del otro lado” parecía relativamente probable. Ahí la explicación más común, eran las tasas de interés que ya mencionamos. Explicación sin duda válida pero insuficiente, porque se refiere solo al lado derecho del cuadro #1, y también existe el izquierdo (los movimientos comerciales).

¿Y ahora? Algunas cosas han cambiado con la llegada de Trump en particular, y el ánimo del mercado quizás ha cambiado, o al menos hay mayores dudas y un compás de espera. Más incertidumbre. Por eso el dólar con el euro se ha devaluado de 1.04 a 1.085, y en pocas horas volvió a 1.065, y con el peso colombiano de 2950 a 2850 (para mantenernos en los mismos ejemplos anteriores).

¿Qué dudas?

*Quizás la política americana de elevar  tasas de interés va a ser más prudente.

*Quizás el déficit comercial que puede provocar la baja de impuestos y el mayor gasto estatal, puede llevar a un debilitamiento del dólar …¿O será que el proteccionismo más bien mejora la balanza comercial?

*Quizás la revisión de acuerdos comerciales y la estrategia “casa adentro” a la que tiende la nueva administración, puede llevar a menos comercio mundial, a más conflictos y por ende a más tensiones, que pueden debilitar al dólar …o fortalecerlo si se convierte aún más en moneda refugio!

*Quizás, como ya lo ha expresado, Trump va a impulsar un dólar más débil, es decir entrar en la guerra devaluatoria de monedas en que muchos han entrado…pero es un juego en el que no todos pueden ganar, porque las monedas no pueden devaluarse todas frente a todas.

*Quizás en Europa hay un ambiente un poco menos malo, y por ende el alza de las tasas de interés europeas va a ser antes de lo que pensaba.

Quizás… hay muchos factores pero por ahora el ambiente es más incierto que hace 3 meses. Siempre es incierto por definición, pero ahora más!

¿LA TORMENTA PERFECTA? …¡MÁS BIEN LA SUERTE CASI PERFECTA!

El Gobierno insiste constantemente que el país  ha sufrido, en estos años, la tormenta perfecta solo comparable con lo sucedido quizás hace 70 años alrededor de la Gran Depresión mundial. Y obviamente ese postulado justifica las acciones que han tomado, pero sobre todo demostraría que el manejo que se ha dado ha sido excepcionalmente bueno.

La pregunta entonces es: ¿hemos vivido la tormenta perfecta? Y para ello, no vamos a volver 70 años atrás, sino solo 15 años, para comparar este período con lo vivido en la crisis del 97-99.

Para esto tomemos 7 factores:

1)Precio del petróleo

2)Exportaciones

3)Tipo de cambio

4)Tasas de interés internacionales

5)Catástrofes naturales

6)¿Dolarización o moneda propia?

7)Otros

1)Precio del petróleo

graf-1

Podemos plantear algunas cosas (ver gráfico #1):

*en la década de los 90, el precio promedio fue de 24 dólares por barril (dólares del 2016). Durante los años de la Revolución Ciudadana: 74 dólares.

*La caída de los precios en 1998 fue del 42%, en 2015 de 50%. Bastante similar.

*En esa época, el precio se recuperó ya en 1999 (es decir la caída duró un año y algo) ahora ya lleva más de 2 años en niveles bajos.

PERO la reflexión de fondo es: ¿podemos quejarnos cuando hemos tenido 7 años de precios excepcionales y solo 3 de precios bajos (precios que, incluso en esos niveles deprimidos, son más altos que los mejores precios que teníamos en el pasado), con un promedio que es el triple del pasado?

2)Exportaciones

graf-2

El Gobierno tiene razón cuando dice que las exportaciones han caído más en este período: -28% frente a -20% en 1997/1998 (ver gráfico #2).
PERO también hay que tener en cuenta al menos dos factores:

*la subida entre 2007 y 2014 fue enorme (básicamente por precios favorables a nivel mundial), 80% más, es decir: 8 años muy buenos y 2 años malos.

*si bien en 2015 la caída de las ventas no petroleras fue de 7%, en el período 1997/1999 fue del 15% y hay que recordar que el impacto de la caída de bienes no petroleros es más perjudicial que el petróleo, porque los primeros tienen encadenamientos mucho más fuertes en la economía en cambio los segundos se dan a través del gasto público.
Siendo objetivos de puede decir que en promedio el impacto sobre exportaciones fue relativamente similar a finales de los 90 que actualmente.

3)Tipo de cambio

graf-3
El Gobierno dice (cito de memoria): “otros países, en particular los vecinos como Colombia, han devaluado la moneda y nosotros no hemos podido hacerlo lo cual es una gran  desventaja”.
Más adelante tocamos el tema de la dolarización o la moneda propia, pero recordemos algo muy importante: si bien es cierto el dólar ha estado fuerte en estos dos últimos años, en los 8 años anteriores de este gobierno fue todo lo contrario. El caso del peso colombiano es muy representativo (ver gráfico #3): desde el 2007 hasta el 2014 estuvo alrededor o bastante por debajo de los 2.000 pesos por dólar, y solo en 2015 y 2016 pasó la barrera de los 3.000. Como en tantos otros temas: 2 años malos luego de 8 años favorables. ¿Podemos solo quejarnos de los 2 malos sin siquiera mencionar los otros?

4)Tasas de interés internacionales

graf-4

Las cifras son muy claras (ver gráfico #4), en estos últimos años hemos tenido un entorno de tasas de interés muy bajas en el mundo, lo cual siempre es provechoso para financiarse (aunque por diversas razones de malas políticas internas, hayamos pagado tasas casi chulqueras por nuestra deuda externa).

5)Catástrofes Naturales

2015/2016
Se han dado varios impactos, entre los cuales destacan: a)la potencial explosión del volcán Cotopaxi, y sobretodo el terremoto humanamente tan terrible de Abril 2016 y las réplicas que se repitieron todo el año. Lo primero fue impresionante pero finalmente muy limitado, para lo segundo el impacto estimado por el propio gobierno es el siguiente:

graf-5

graf-6

Fuente: SENPLADES 2016 – Evaluación de los Costos de Reconstrucción- Sismo 2016

1998/1999
El Fenómeno del Niño 1997/1998 fue el más fuerte de los últimos 35 años (el anterior fuer a inicios de los 80). Veamos el resumen de impactos en un estudio de CEPAL.

graf-7

graf-8

Fuente: CEPAL 1999 – Efecto Macroeconómicos del Fenómeno del Niño 1997/1998

Es decir en 2016 tuvimos un impacto financiero de 3500 millones de dólares (alrededor del 3% del PIB) mientras en 1997/1998 fue cercano a los 3.000 millones que equivalía a 15% del PIB. Y el impacto en crecimiento, Senplades lo ha estimado en 0.7% del PIB mientras hace 15 años fue de 1.4% del PIB. Es decir el shock de finales de los 90, fue el doble o el triple de importante.

Además hay que estar conscientes que, aunque nunca olvidaremos el drama humano, el terremoto de 2016 tuvo un impacto sobre todo en infraestructura y patrimonio, mientras en 1998/1999 fue también directamente en mermar importante producción del país, tanto de exportación como de consumo interno.

6)¿Dolarización o Moneda propia?

Es una discusión en la cual, incluso entre expertos, no hay un acuerdo.
Según el Gobierno (cito de memoria): “cualquier experto profesional está de acuerdo en que frente a shocks externos, tener la posibilidad de devaluar la moneda, es un factor esencial del ajuste, lo facilita mucho”. La posición de algunos es claramente esa, porque efectivamente la devaluación permite abaratar precios y salarios frente al exterior, y por ende ante la crisis, permite ganar competitividad de precios frente al exterior, lo que significa volver a las exportaciones más competitivas y a las importaciones más caras.

PERO otra posición nos dice que en países con instituciones poco confiables (como es el caso del Ecuador, evidente y desgraciadamente), a ese factor de ajuste de precios, se agregan otros que son negativos: mayor incertidumbre que genera salida de recursos de la banca y de la economía, mayor proceso inflacionario interno que va carcomiendo los efectos de la devaluación y con ello se entra fácilmente en un círculo vicioso inflación/devaluación que afecta a los más pobres. Uno de los ganadores con la devaluación es el Estado ya que tiene un saldo externo positivo (exporta y recibe deuda más de lo que paga cada año al exterior) y en consecuencia se retrasa aún más el ajuste fiscal y se mantienen actividades poco productivas. Esto y más.

Como no hay acuerdo entre expertos, solo dejo la duda ¿en el caso ecuatoriano, usted cree que la opción de no estar dolarizados y de poder devaluar la moneda, hubiera sido beneficioso o lo contrario en estos últimos 2 años de crisis?

7)Otros

2015/2016
El Gobierno ha insistido mucho en el impacto del pago a OXY por 1.000 millones que se dio en el primer semestre del 2016. Es cierto, PERO mirando en perspectiva, cabe recordar que el Ecuador recibió ingresos excepcionales luego de que se revirtieron al Estado los campos de OXY en el 2016.

Un cálculo sencillo: esos campos producen 100.000 barriles diarios, es decir 36 millones al año, y el precio de venta promedio fue de 80 dólares por barril hasta el 2014 (supongamos que con la caída posterior en 2015 y 2016 no se ganó nada) de los cuales digamos que 30 dólares son ganancia neta para el Estado (en realidad es más). Es decir en 8 años recibió un adicional de 8.600 millones (subestimado). Obviamente para el Estado la operación OXY fue financieramente más que positiva, y no podemos quejarnos de los pagos del 2016 …o al menos recordar lo que nos ganamos (más de 8.000 millones) en años anteriores!

1998/1999

La guerra del Perú en 1995. No hace falta mucho análisis para saber que una guerra tiene un impacto muy fuerte en la economía (ver cuadro #1 que muestra claramente la desaceleración en el 2015), no solo por los costos mismos, sino por la incertidumbre y cambio brusco de tendencias y expectativas que genera (fue un factor muy importante en la crisis de 3 años más tarde, porque que debilitó mucho a la economía y la banca).

CUADRO #1
VARIACIÓN DEL PIB (t/t-4)

graf-9
Fuente: BCE

CONCLUSION

Es insostenible la posición de que hemos vivido la tormenta perfecta.

a)El precio del petróleo ha tenido 7 años excepcionales y 3 años bajos (que son más altos que los mejores precios de los 90).

b)El dólar ciertamente se ha fortalecido en el 2015/2016, pero estuvo en niveles muy devaluados durante 8 años.

c)La caída global de exportaciones fue importante, pero relativamente similar a lo que pasó en 1997/1999

d)El impacto del Fenómeno del Niño 1997/1998 fue muy superior a lo sucedido con el terremoto del  2016 (por supuesto el dolor humano nunca será olvidado).

e)El entorno internacional, en particular tasas de interés, ha sido muy favorable

f)Hubo un pago fuerte de 1.000 millones a OXY en el 2016, pero en los años anteriores tuvimos una ganancia neta de más de 8.000 millones en esos campos de OXY.

g)En un país como el Ecuador, la dolarización (con su pros y contras) es mejor que poder devaluar y manipular la moneda. La dolarización ha sido un dique de contención muy poderoso.

Ciertamente la tormenta perfecta fue en 1997/1999 cuando se juntaron: efectos de la guerra con el Perú, Fenómeno del Niño, caída del petróleo y otras exportaciones, situación internacional muy compleja luego de la crisis de 1997, devaluación de la moneda etc…Las políticas aplicadas entonces no fueron ciertamente las mejores, PERO sin duda el entorno fue mucho peor.

Ahora hemos vivido una situación casi ideal durante  cerca de 8 años, y problemas durante un poco más de 2 años. Obviamente no podemos quejarnos, en conjunto el entorno ha sido muy, muy favorable. Si aplicamos políticas erradas, ese es otro tema.

 

29 Octubre 2016 – LAS CIFRAS CLARAS EN EL MERCADO LABORAL

No es fácil analizar a fondo la evolución del mercado laboral por varias razones.

Uno, la metodología cambia constantemente y las comparaciones son difíciles (no ha habido menos de 4 o 5 en los últimos 15 años). Dos, los datos son agregados, y no permiten saber cómo son los movimientos específicos entre diversas categorías, por ejemplo, si una persona pierde su empleo y otra consigue uno diferente, solo se puede decir “no se destruyeron ni crearon empleos” cuando en realidad “se creó un empleo y se destruyó uno”, el resultado global es el mismo pero el trasfondo es muy diferente. Tres, los resultados son en base a encuestas, lo que siempre implica riesgos de información. Cuatro, hay temas de metodología que pueden llevar al menos a problemas de interpretación.

DEFINICIONES BÁSICAS

Es importante tener claras las principales definiciones en el mercado laboral, para lo cual utilizaremos exactamente lo que dice el INEC.

Primero lo global, la PET y la PEA. La primera es esencialmente demográfica, la segunda depende del comportamiento de la gente un momento dado puede haber más o menos gente queriendo trabajar. Cuando la economía es boyante se pueden dar dos situación extremas, o la gente entra más al mercado laboral porque puede aprovechar buenas oportunidades, o la gente se aleja porque por ejemplo un solo ingreso familiar se torna suficiente. Lo mismo en crisis: la gente puede salir del mercado laboral porque no encuentra oportunidades luego de buscarlas, o reingresa a buscar trabajo porque necesita completar los ingresos familiares. En el Ecuador ha sucedido lo segundo: ante la crisis más gente ha salido a buscar trabajo.

1

2

 

Luego lo más específico. La gente que hace parte de la PEA, algo más de 8 millones en el país (de los cuales algo más de 5 millones en zonas urbanas), se divide en varias categorías (las pongo en orden descendente de calidad de situación laboral): empleo adecuado/pleno, subempleo, otros empleos no plenos, empleos no remunerados (categoría que está al borde de ser más bien colocada como desempleo), desempleo.

3

4

6

5

7

QUÉ HA PASADO EN EL ECUADOR EN 9 AÑOS

Miremos las cifras desde 2007, recordando que se trata de un período en el que el 75% del tiempo hemos estado en un entorno extraordinariamente favorable y solo el 25% con menores precios del petróleo (que se han compensado en gran parte con deuda) y un dólar fuerte que encarece al país.

Tomando las publicaciones del propio INEC, ver cuadros 1 y 2 en anexo, podemos concluir algunas cosas importantes:

1)Entre 2007 y 2016 entraron a la PEA, 1´721.000 personas adicionales. Y en el mercado laboral lo que consiguieron es:

TOTAL: 1´721.000

Empleo adecuado 417.000
Subempleo 405.000
Otro empleo no pleno 559.000

 

Empleos no remunerados 277.000

 

Desempleo 103.000

A nivel urbano sucede algo similar:

TOTAL: 884.000

Empleo adecuado 252.000
Subempleo 161.000
Otro empleo no pleno 458.000

 

Empleos no remunerados -4.000

 

Desempleo 41.000

Es decir apenas el 24% de las nuevas personas que entraron al mercado, tienen un empleo adecuado, y algo similar con el 28% a nivel urbano.

2)La situación global en 9 años ha empeorado, porque el porcentaje de empleos adecuados ha caído de 43% a 39%. Mientras el desempleo, subempleo y empleo no remunerado han crecido de 30%  a 35%. Dada lo positivo del entorno en estos 10 años, es evidente que los resultados en empleo son muy pobres.

3)Se dice que el desempleo en el Ecuador es bajo, alrededor del 5% o menos a nivel nacional,  y del 7% o menos a nivel urbano.  En realidad todo esto se distorsiona con la categoría de “empleo no remunerado” que o debería ser excluida, o simplemente ser sumada al desempleo.

QUÉ HA PASADO EN LOS ÚLTIMOS 12 MESES

Miremos ahora las cifras de los últimos 12 meses, en que la crisis ha impactado más fuertemente a la economía ecuatoriana.

Tomando las mismas publicaciones del INEC, ver cuadros 1 y 2 en anexo, podemos concluir:

1)Entre Septiembre 2015 y 2016 entraron a la PEA, 457.000 personas adicionales. Y en el mercado laboral lo que consiguieron es:

TOTAL: 457.000

Empleo adecuado -341.000
Subempleo 439.000
Otro empleo no pleno 101.000

 

Empleos no remunerados 179.000

 

Desempleo 94.000

La interpretación del Gobierno es que 457.000 entraron al mercado, de las cuales 94.000 no encontraron empleo, y los demás sí aunque hayan sido empleos de no tan buena calidad.

La realidad no es esa: al mercado laboral entraron 457.000, pero además las 341.000 que perdieron un empleo adecuado (sí se perdieron muchos empleos). Y de estas casi 800.000 personas, 94.000 quedaron desempleadas y las demás tuvieron empleos de poca calidad. Incluso debemos tener en cuenta que 277.000 encontraron empleos no remunerados, lo cual debería sumarse al desempleo. De hecho son más de 600.000 ecuatorianos cuya situación laboral ha empeorado.

A nivel urbano sucede algo similar:

TOTAL: 228.000

Empleo adecuado -247.000
Subempleo 275.000
Otro empleo no pleno 90.000

 

Empleos no remunerados 48.000

 

Desempleo 77.000

Más de 450.000 personas se presentaron en el mercado laboral (228.000 nuevos y 247.000 que  perdieron sus empleos adecuados), de los cuales 365.000 encontraron empleos a medias y 125.000 realmente fueron al desempleo (desempleo más empleos no remunerados.

CONCLUSIÓN

A pesar del entorno muy favorable, en promedio en estos 9 años, hay un fuerte deterioro del mercado laboral. Es decir las mejoras que se dieron en los primeros 7 años de bonanza fueron tan frágiles que han bastado 2 años de problemas para que no solo se pierda lo avanzado, sino que se retroceda en relación a 9 años atrás.

No es sorprenderse, el crecimiento del PIB promedio ha sido apenas de 3.3% al año, una parte importante de los empleos adecuados que se crearon fueron en el sector estatal, y la inversión privada ha bajado en promedio 3 puntos del PIB es decir cerca del 30% en 10 años lo que significa la no creación de al menos 200 o 300 mil empleos de calidad.

El empleo solo muestra un modelo económico frágil y no sustentable.

ANEXO (todos los gráficos o cuadros son del INEC)

CUADRO  #1

titulo-1

8

CUADRO  #2

titulo-2

9

titulo-3
10

11

12

1314

 

6 de septiembre: Crecimiento: escenarios del Gobierno muy improbables

El BCE acaba de publicar, por fin, proyecciones  para el 2016, lo cual nos permite analizar otra vez este tema (Nov 2015, una primera aproximación y Julio 2016, una segunda). Volvemos sobre esto, porque es ciertamente el tema más importante que vive hoy el país. ¿Cuánta recesión y hasta cuándo? Lo es económica y socialmente, pero también políticamente porque marcará la pauta de las elecciones 2017.

LAS PROYECCIONES DEL GOBIERNO

Nota: En todas las proyecciones partiremos de una  cifra de -1,5% en el segundo trimestre del 2016. Esto, basado en las observación de lo que fue la realidad y además de las declaraciones del propio gobierno de que el segundo semestre fue muy malo, pero que luego la economía se recupera. En todo caso, si en lugar de -1,5% fuera -1% o -2%, las proyecciones comentadas a continuación no cambian sustancialmente.

Las proyecciones del Banco Central (gráfico #1) vienen a continuación y reconocen al fin que hay recesión: la economía caería en -1,7% como resultado de una caída en todos los factores (consumo, inversión y exportaciones), cabe señalar que la caída agregada no es mayor porque el impacto previsto en importaciones es muy fuerte -21,2% (casi tres veces la caída del 2015).

Así mismo, dos tercios (28) de los sectores de la economía  mostrarían una caída en el 2016 (ver anexo, el detalle de la proyección sectorial).

Gráfico #1

OFERTA Y UTILIZACION FINAL DE BIENES Y SERVICIOS
Tasas de variación (a precios de 2007)
Variables      \    Años 2015 2016
  (p) (prev)
 
   P I B (pc) 0,2 -1,7
   IMPORTACIONES -8,6 -21,2
     
OFERTA FINAL -1,9 -6,0
     
   CONSUMO FINAL TOTAL 0,0 -2,1
      Administraciones públicas 0,6 -2,6
      Hogares -0,1 -2,0
   FORMACION BRUTA DE CAPITAL FIJO TOTAL -5,9 -9,8
   EXPORTACIONES -0,4 -8,2
   
DEMANDA FINAL -1,9 -6,0

Fuente: BCE

El panorama es muy claro, pero una pregunta importante es ¿qué debe suceder en el segundo semestre para que se de este resultado? Eso lo vemos en el gráfico #2.  No solo que la economía debe recuperarse sino fuertemente. Tercer trimestre: +1,7%. Cuarto trimestre: 2,7%. Una recuperación agregada de 4,4% en 6 meses. Bastante difícil.

Gráfico #2

grafico-2-6Fuente: BCE                         Elaboración: autor

Y si esto es complicado, lo es aún más la otra cifra mencionada por el Gobierno (el Presidente en la sabatina del 3 de Septiembre 2016): “con los esfuerzos que estamos haciendo, ojala pudiéramos llegar al 0%, es muy difícil, pero ojala”. Como vemos en el gráfico #3, para llegar a 0% en el año, se requeriría de +3,8% en el tercero y +5,5% en el cuarto. ¿Difícil o imposible?

Gráfico #3

grafico-3-6Fuente: BCE                         Elaboración: autor

Pero entonces ¿en qué se basan estos escenarios de recuperación del Gobierno? En varios factores, algunos de los cuales aparecen en los dos gráficos a continuación:

*mejora de las cuentas externas

*mejor precio del petróleo

*incremento (o menor descenso) de los depósitos y créditos bancarios, lo cual tiene correlación positiva con el PIB

*mejora en el índice de confianza de los ciudadanos

*mayores reservas, lo cual le permitirá al gobierno gastar más en los próximos meses

grafico-4-6

grafico-5-6

OTRAS PROYECCIONES

Se puede intentar otros escenarios, teniendo en cuenta que algunos de los factores antes señalados son poco estables, además que el consumo y gasto de inversión siguen en tendencia a la baja, la incertidumbre generalizada en particular por las próximas elecciones y las debilidades estructurales de la economía que se han generado en estos 10 años de Revolución Ciudadana, aunque hay parches que intentan corregirlo (reforma tributaria, algo de flexibilidad laboral, concesiones con empresas privadas para carreteras y puertos). Tomemos dos escenarios.

Uno, que podemos llamar, moderado (gráfico #4). Luego de caer los dos primeros trimestres fuertemente, la economía se estabiliza hasta fin de año (0% cada uno de los dos últimos trimestres). En ese caso la cifra para el conjunto de 2016 es -3,2%. Bastante peor que la proyección del Gobierno.

Gráfico #4

grafico-6-6Fuente: BCE                         Elaboración: autor

Otro que es más negativo (gráfico #5). La economía sigue cayendo en el segundo semestre aunque en menor proporción (-1% en el tercero y -0,5% en el cuarto). Resultado agregado para el 2016: -3,8%.

Gráfico #5

grafico-7-6Fuente: BCE                         Elaboración: autor

¿Son estos dos escenarios más realistas? Sin duda, y se darían porque hay al menos dos factores de las proyecciones del BCE que probablemente no se den: el consumo de los hogares va a caer más y las importaciones menos  de lo proyectado. Es altamente probable que la economía termine más cerca del escenario #3 (-3,2%) que de cualquier otro. Se confirmaría lo que se viene diciendo desde hace bastante tiempo.

ATENCIÓN

Hay un tema muy importante que vale tener presente. La economía ha venido creciendo estos años en base a cantidades y precios, y es así como había pasado de 47.000 millones en 2006 a 101 mil millones en 2014. Pero, con el estancamiento del 2015 más la caída del 2016, el propio Banco Central estima que el PIB se situaría en 2016 hacia los 96.000 millones (gráfico #6) (la caída se debe a volúmenes pero también a una caída de precios a nivel del conjunto de la economía).

Con proyecciones más realistas, como las presentadas en la sección anterior, en realidad el PIB estaría alrededor de los 95.000 millones y si el 2017 es nuevamente negativo (desgraciadamente probable) en realidad estaríamos caminando hacia los 90.000 millones. Se habrá perdido parte del camino recorrido (si no estuviéramos dolarizados, el tipo de cambio se hubiera devaluado estos años y el PIB en dólares habría caído a niveles alrededor de los 70.000 millones).

Gráfico #6

OFERTA Y UTILIZACION FINAL DE BIENES Y SERVICIOS
Miles de dólares
Variables      \    Años 2015 2016
  (p) (prev)
   P I B (pc) 100.176.808 96.217.929

Fuente: BCE

COMPARACIÓN CON LA CRISIS DE 1998/1999: ¿errores?

Vale aprovechar para evaluar algo que el Presidente presentó en la sabatina del 3 de Septiembre y es una comparación de las causas y efectos de la crisis de 1998/1999 y la actual.

El gráfico #7 sirve de sustento al análisis (tomado directamente de la sabatina).

Se parte ya de un supuesto errado (¿o engañoso?). La economía sufrió un impacto fuerte en 1998 y se fue deteriorando en 1999, igual que ahora sufrió el impacto en 2015 y se deteriora más en 2016. Por eso habría que hacer una comparación del conjunto de los dos años en cada caso, o sino comparar 1998 con 2015 y 1999 con 2016. Pero el Presidente presenta lo único que no tiene sentido: compara 1999 (año de menor impacto pero de peores consecuencias) con 2015 (año de mayor impacto pero de menores consecuencias). Obviamente en ese enfoque, el 2015 solo puede “salir victorioso”.  Y se justifica, entonces, que ahora se ha vivido la “tormenta perfecta” y no en esa época.

Gráfico #7

grafico-8-6
           1999                         2015  

Por eso a continuación (gráfico #8) presentamos un cuadro que nos parece más justo para hacer comparaciones. Dejamos a los lectores hacer sus propios ajustes y sacar conclusiones. La mía es que la tormenta perfecta fue realmente en 1998/1999, y que pocos resultados mejores del actual período se deben en gran medida a la dolarización que ha generado menos incertidumbre y menos desajustes internos (en particular porque no hay la incertidumbre entre sucres y dólares en la vida diaria de la gente, por ende no hay especulación cambiaría, financiera y bancaria, y el PIB se ajusta mucho menos en valor nominal porque no hay devaluación) … todo esto estando muy claros que, en 1998/1999, sucedieron ciertas cosas como el feriado bancario, que son éticamente inaceptables.

Gráfico #8

grafico-9-6

 

ANEXO: Proyecciones del BCE por sectores
PRODUCTO INTERNO BRUTO POR CLASE DE ACTIVIDAD ECONÓMICA
Tasas de variación (a precios de 2007)
Ramas de actividad         \           Años 2015 2016
CIIU  CN (p) (prev)
Cultivo de banano, café y cacao 9,5 -4,5
Cultivo de flores -8,2 -1,0
Otros cultivos agrícolas 5,6 1,0
Cría de animales 2,0 0,0
Silvicultura, extracción de madera y actividades relacionadas -5,1 -2,0
Acuicultura y pesca de camarón 20,7 -2,0
Pesca y acuicultura (excepto de camarón) -4,6 -5,0
Extracción de petróleo…. -1,8 0,0
Explotación de minas y canteras 0,7 1,5
Procesamiento y conservación de carne 7,8 -0,5
Procesamiento y conservación de camarón 9,2 -2,0
Procesamiento y conservación de pescado y otros -4,9 -2,0
Elaboración de aceites y grasas origen vegetal y animal -0,9 -2,0
Elaboración de productos lácteos -4,0 0,5
Elaboración de productos de la molinería, panadería y fideos 7,2 0,0
Elaboración de azúcar 1,7 0,5
Elaboración de cacao, chocolate y productos de confitería 1,3 1,0
Elaboración de otros productos alimenticios 3,7 1,1
Elaboración de bebidas -0,3 -5,5
Elaboración de tabaco -9,4 -9,0
Fabricación de productos textiles…. -1,6 -6,0
Producción de madera y de productos de madera 2,1 -3,0
Fabricación de papel y productos de papel -12,8 -0,8
Fabricación de productos de la refinación petróleo y otros -2,6 10,7
Fabricación de sustancias y productos químicos -7,4 -4,7
Fabricación de productos del caucho y plástico -5,1 1,5
Fabricación de otros productos minerales no metálicos 0,4 -1,0
Fabricación de  metales comunes y otros 11,8 -8,5
Fabricación de maquinaria y equipo 0,0 -12,0
Fabricación de equipo de transporte -4,9 -5,0
Fabricación de muebles -11,1 -0,8
Industrias manufactureras ncp -1,6 0,5
Suministro de electricidad y agua 6,4 3,8
Construcción -1,7 -10,3
Comercio al por mayor y al por menor…. -0,8 -1,6
Alojamiento y servicios de comida -1,3 1,0
Transporte y almacenamiento -2,1 -4,1
Correo y Comunicaciones -2,6 0,0
Actividades de servicios financiero… sin seguridad social 0,2 0,9
Actividades profesionales, técnicas y administrativas -1,8 -1,1
Administración pública … 3,0 -2,0
Enseñanza 7,3 0,5
Servicios sociales y de salud 14,4 -5,0
Hogares privados con servicio doméstico -0,7 -5,0
Otros servicios 0,5 -1,7
Otros elementos del PIB -12,1 14,5
PRODUCTO INTERNO BRUTO  0,2 -1,7

21 Julio 2016 – A DONDE VA EL CRECIMIENTO

El BCE acaba de publicar cifras para el primer trimestre 2016 (todavía hay muchas dudas sobre la validez de las cifras del 2015), lo cual nos permite analizar otra vez este tema (ver 11 Nov 2015, una primera aproximación).

LAS CIFRAS PUBLICADAS

Son muy claras y bastante malas, como era de esperarse. ¿Qué nos dicen? (gráfico #1)

*en el primer trimestre del 2016 frente al último del 2015 la economía cayó 1,9%, pero además el deflactor del PIB (es decir el índice de precios de toda la economía) cayó 0.6%, con  lo cual el tamaño de la economía es inferior en 2,5% a lo que era a finales de 2015. De los últimos 5 trimestres, 4 han sido negativos.

*en el primer trimestre del 2016 frente al mismo trimestre del 2015 (un año atrás) la economía cayó 3%, pero además el deflactor del PIB  cayó algo más de 1%, con  lo cual el tamaño de la economía es inferior en alrededor de 4% frente a 1 año atrás. ¡Esto es mucho!

GRÁFICO #1

grafico 1Fuente: BCE

¿Y qué más nos dice el BCE? (gráficos #2)

Que, en relación a un año atrás o un trimestre atrás, hay una caída en todos los componentes del PIB: gasto público, consumo de los hogares, inversión y exportaciones. Es muy malo porque no hay nada que sostenga la economía. Sobre todo la caída del consumo en varios puntos, es muy fuerte y muestra que los problemas económicos permean ya a la población.

GRÁFICOS #2

grafico 2grafico 3

Fuente: BCE

Y HACIA ADELANTE?

La opinión del gobierno es que la economía se recuperará en el segundo semestre del año. Según Ecuador En Vivo: “…En ese sentido, Correa manifestó que “tal vez el segundo trimestre de este año también tengamos cifras malas”, sin embargo; en el mes de junio ya se ha visto una mejoría en ciertos sectores productivos…. Se registran signos de recuperación de los depósitos de la banca … Y con un poco de suerte creceríamos en el 2016, pese a que nos ha pasado de todo”…”.

En particular el gobierno se apoya en el gráfico #3: según los indicadores avanzados del BCE, la economía va camino a una recuperación, el ciclo estaría volviendo a positivo.

GRÁFICO #3

grafico 4

Nos preguntamos entonces: ¿Cómo debería evolucionar la economía, para que se de el escenario del gobierno, es decir recuperación desde el tercer trimestre y finalmente un año 2016 positivo? El resultado es este:

grafico 5

Vemos que este escenario requiere una recuperación muy fuerte en los dos últimos trimestres (casi entre 4% y 6% trimestral). Altamente improbable.

Planteemos entonces un escenario medianamente optimista (al menos más razonable):

grafico 6

 

Vemos que incluso un escenario optimista como este, implica cerrar el año 2.5% debajo del año anterior.

Finalmente un escenario algo más negativo (pero quizás más realista), donde la caída del 2016 es cercana al 4%.

grafico 7

CONCLUSION

Los golpes que ha recibido la economía ecuatoriana (caída del petróleo, fortalecimiento del dólar, terremoto) se dan en el marco de una serie de debilidades generadas por la política económica de estos años: bajo ahorro líquido, tendencia alcista de la deuda, bajísima inversión extranjera, baja inversión privada, enorme Estado altamente ineficiente, cierre de la economía al exterior etc… Por eso la mayor parte de escenarios muestran una caída en el 2016.

En realidad la economía busca ajustarse a su nivel de equilibrio. Esto quiere decir que una economía que generaba alrededor de 100 mil millones de dólares anuales, y se estimaba podía dirigirse hacia los 110 mil millones, ahora está más bien camino a los 90.000 millones. Ese es el ajuste que estamos. Desgraciadamente, viviendo.

REFLEXIONES ALREDEDOR DEL DRAMATICO TERREMOTO- Abril 27,2016

Aunque la dolorosa situación humana en el país, amerita que le dediquemos toda nuestra atención y solidaridad, lamentablemente no podemos olvidar que la economía es parte de la vida diaria de la gente, y cuanto mejor se maneje, menor será el impacto adicional al luto que estamos viviendo.

La ecuación básica para enfrentar los efectos del terremoto debería ser, en orden de importancia:

1)Reducción y priorización del gasto público

2)Movilización de los recursos propios de la sociedad (donaciones, inversiones, solidaridad, mingas, etc..)

3)Deuda

4)Impuestos, que en todo caso deberían ir a un fideicomiso controlado. Mejor aún si, en lugar de más impuestos, la gente pudiera tener incentivos para adelantar impuestos futuros (en circunstancias como estas, es mejor que el gobierno se endeude de esta manera con los propios ciudadanos, en lugar de endeudarse afuera, o crear nuevos impuestos que fácilmente se convierten en permanentes aunque se diga lo contrario).

Pero desgraciadamente el orden que el gobierno ha escogido es exactamente al revés:

1)Impuestos

2)Deuda

3)Movilizar a la sociedad

4)Reducción y priorización del gasto público

Y esto lo hace porque quiere mantener su filosofía básica de que el gobierno es y debe ser el eje de la sociedad. El poder que ha quitado a lo demás (ONGs, organizaciones de la sociedad, empresarios) no se los puede devolver ni en esta oportunidad.

Veamos algunas cifras y conceptos alrededor de este drama humano con implicaciones económicas importantes.

1)IDEAS CLAVES PARA SIEMPRE RECORDAR

1.A

Cuando el gobierno cobra más impuestos (o se endeuda, que equivale a impuestos diferidos) para aumentar el gasto, no solo hay que hacerse una pregunta difícil en sí misma ¿cuál es la utilidad de ese gasto?, sino una pregunta más complicada ¿cuál es esa utilidad frente a la alternativa que hubiera sido dejar el dinero en manos de la gente?. Por eso la estrategia número 1 debe ser reducir y priorizar el gasto público, porque hay una enorme cantidad de gastos inútiles. Y peor aún en caso de catástrofes: la gente sabe mejor cómo gastar el dinero para recuperar su patrimonio y producción.

1.B

El primer impacto de un terremoto es la destrucción de activos (que se fueron acumulando con el esfuerzo y ahorro de la gente en el pasado). Parte del crecimiento del PIB (de la economía) en los años siguientes a un terremoto es solo para recuperar ese patrimonio perdido.  Por eso hay que ser cuidadosos, el PIB debe crecer para lograr ese resultado, pero ese crecimiento durante un tiempo no significa que la gente está mejor, sino solo que va recuperando lo perdido.

2)CUÁNTO HUBIÉRAMOS TENIDO EN LOS FONDOS

Empecemos con este tema, porque no hay duda que de haber dispuesto de ahorros líquidos (los famosos “fonditos”) otra sería la situación.

Una de las formas de haberlos constituido es (como en Chile con el cobre) en lugar de contabilizar y utilizar todo el ingreso petrolero actual, más bien establecer un ingreso promedio de los últimos años, y la diferencia entre el ingreso actual y el promedio del pasado enviarlo al fondo de estabilización. El Gráfico Nº 1 nos muestra en el caso ecuatoriano lo que fue el precio de mercado y el precio promedio de 5 y 10 años que pudimos utilizar (tomado del libro a ser publicado próximamente “La Culpa es de las Vacas Flacas”, Pablo Arosemena / Pablo Lucio Paredes)

Es decir en lugar del precio promedio efectivo del petróleo de USD 71 entre 2007 y 2016, más bien vivir con USD 66 dólares (promedio de 5 años) o USD 51 dólares (promedio de 10 años). En el primer caso (ver cuadro #1) esto hubiera generado hasta el 2014 un fondo de ahorro adicional de USD 12.500 millones, de los cuales hubiéramos utilizado USD 8.000 millones en 2015 y 2016 para ayudar en la crisis petrolera, y nos quedarían alrededor de 4.500 millones para, por ejemplo, el terremoto. En el segundo caso, las cifras son de USD 22.500 y USD 6.000 millones de dólares respectivamente, es decir habría aún 16.000 millones para desastres naturales.

Conclusión: un fondo calculado incluso de la manera más sencilla (promedio de los últimos 5 años), hubiera sido de gran ayuda frente a la caída del precio del petróleo y al terremoto.

GRÁFICO Nº1

chart 1

Fuente: BCE   Elaboración: “La Culpa es de las Vacas Flacas”  Pablo Arosemena / Pablo Lucio Paredes

CUADRO Nº 1

chart2

Fuente: BCE   Elaboración: “La Culpa es de las Vacas Flacas”  Pablo Arosemena / Pablo Lucio Paredes

3)CUANTOS RECURSOS SE RECAUDARAN

Como no hay ahorros, debemos pasar a la opción principal del gobierno que es cobrar más impuestos. Hay varias estimaciones al respecto.

Por ejemplo la de Merryl Lynch, citado por 4Pelagatos el 22 de Abril 2016:

chart 3

Y según  Martín Pallares recogiendo opiniones de expertos (21 Abril 2016 – 4Pelagatos):

“Fausto Ortiz … sostiene que con el aumento de dos puntos del Impuesto al Valor Agregado, IVA, se podrá tener mil millones en un año, otros 500 millones con el impuesto adicional al patrimonio y 70 millones con el día de sueldo. En total 1 570 millones”

…Mauricio Pozo … el aumento al IVA permitirá recoger unos 700 millones de dólares. El impuesto al patrimonio podría representar otros 250 millones, con lo poco que se recaude en las utilidades (dudo que haya utilidades este año, dice) y con aquello que resulte del día de sueldo se podría llegar, con suerte, a los 1 500 millones. Esto, dice, siendo muy optimista…”.

Conclusión: cálculos más, cálculos menos, el gobierno recaudará alrededor de 2.000 millones (2% del PIB) incluyendo el nuevo endeudamiento.

4)EL COSTO DE LA CRISIS

Es un tema muy difícil de determinar “desde afuera”, además que muchos estudios muestran que generalmente se tiende a sobreestimar los costos en los momentos iniciales de una catástrofe.

Según la misma Merryl Lynch citada por 4Pelagatos:

“Estudios preliminares del Gobierno sobre el daño están en alrededor de los 3 mil millones de dólares, una cifra consistente con la magnitud del terremoto y el hecho de que no haya sido afectada la infraestructura más importante del país.

…cuando ocurren desgracias como éstas, los gobiernos solo pagan por una fracción del costo de la reconstrucción. Esto es así porque es el sector privado el que normalmente asume el costo del daño para restablecer sus actividades productivas y algo del daño es cubierto por las aseguradoras. En el caso de la reconstrucción del sector privado, es normalmente suficiente para el sector público cubrir parte de los costos de la reconstrucción y generar incentivos para el sector privado para solucionar el resto. El sector público tiene que financiar la reconstrucción de la infraestructura pública. Ahí ya está el incentivo. Esto significa que en casos como estos, el sector público paga alrededor de una tercera parte de los gastos … el ejemplo de Chile tras el terremoto del 2010. En ese caso el gobierno solo pagó el 28.1% del daño total…

Merryll Lynch dice sobre la base de estudios preliminares: “estimamos que los gastos públicos para la reconstrucción podrían aproximarse a 1.060 millones de dólares en los años 2016 y 2017. En todo caso, el gobierno tendrá disponible 2.4 mil millones de dólares luego de que pasen las reformas. En otras palabras, los recursos adicionales serán claramente excesivos en relación a las necesidades de la reconstrucción, al menos dadas las actuales evaluaciones (…)”.

Otra opinión que recoge Martin Pallares:

“…Si a esos cálculos presidenciales se suma el lucro cesante que habrá en toda la región, el monto será seguramente mayor. No menos de 5 mil millones de dólares, según Pozo”.

Según Manuel Gonzalez en su excelente blog “Economía en Jeep”:

Un estudio del BID … estima, a través de un modelo de regresión, las variables que explicarían de mejor manera el costo asociado a las catástrofes … Utilizando los valores de estas variables para Ecuador se obtiene que el costo del reciente terremoto, dependiendo de las variables utilizadas, estaría entre $500 y $600 millones en moneda del 2009 (entre $550 y $660 millones del día de hoy). Este costo no incluye la producción perdida por la pérdida de recursos productivos.

Actualización 21/4/2016: Roberto Andrade me pasó este enlace de la United States Geological Survey que indica que la probabilidad que las pérdidas económicas por el terremoto sean de menos de $1,000 millones es de 82%, y que se espera que sean menos del 1% del PIB.

Actualización 22/4/2016: Si se hace la estimación del costo únicamente para países en desarrollo utilizando el estudio del BID, se obtiene que para Ecuador el costo estaría entre $440 y $570 millones de hoy. Por otro lado, David Torres me alertó que en el mismo estudio del BID hay una regresión para estimar el costo de terremotos por separado. En ese caso, el costo estimado para Ecuador superaría los $2,000 millones si se considera la magnitud del terremoto que aparece, extrañamente, con un signo negativo, aunque no significativo. Si se descarta esa variable, el costo estimado bordearía los $4,800 millones. Estos últimos resultados deben interpretarse cuidadosamente, en particular porque el número de observaciones es sustancialmente menor que los costos estimados presentados más arriba, por lo que las estimaciones son menos precisas…

…¿Cuál fue el costo del terremoto en Chile?
….La pérdida total, incluyendo infraestructura y producción perdida, s
e contabiliza en $24,000 millones ($11,000 millones infraestructura pública + $10,000 millones infraestructura privada + $3,000 millones pérdidas económicas), o un 12% del PIB. Al inicio se produjo una contracción del PIB, pero en el trimestre siguiente la producción se aceleró más de lo esperado, cerrando el año 2010 con un 5.8% de crecimiento.

Aquí hay algo importante: Un terremoto causa daño a la infraestructura tanto pública como privada, y el estado es responsable de financiar sobre todo la infraestructura pública. El costo de reconstrucción de infraestructura pública se fijó en $8,000 millones, o 3.7% del PIB, y $400 millones en gasto corriente.

Y FOCUS también nos resume el costo de algunos terremotos:

chart 4

Revista FOCUS / Abril 2016

Conclusión: es probable el costo en el Ecuador sea del orden de los 4 a 5.000 millones de dólares (incluyendo las pérdidas de producción). De los cuales el Gobierno deberá asumir un 30% a 35%, alrededor de 1.500 millones.

5)CAERÁ AÚN MÁS LA ECONOMÍA

Dice Manuel Gonzalez:

“¿Cuál es el efecto del terremoto sobre el crecimiento?
Un estudio del BID muestra que el consenso en la literatura económica sobre el efecto inmediato de un desastre natural es una reducción en la tasa de crecimiento del PIB. En el largo plazo, en cambio, no parecería haber evidencia de efectos contraproducentes”.

Conclusión: Teniendo en cuenta un aumento de las recaudaciones del gobierno del orden de los 1.500 millones (1.5% del PIB), en el marco de una economía ya en fuerte caída (entre -1% y -4.5% dependiendo de las fuentes), más la incertidumbre general y la caída de la producción de la zona, el impacto sería probablemente una caída adicional del PIB de un 0.5% (más en los próximos meses, menos hacia el 2017) y creciente desempleo. Pero esto hay que minimizarlo, haciendo las cosas correctamente.

 

 

 

APUNTES SOBRE EL PETROLEO: ¿MEJORES PRECIOS?- Mar 15,2016

 

Ni dejamos ni dejaremos de mirar hacia el precio del petróleo, porque la economía ecuatoriana ha sido y es dependiente de la exportación de crudo.  Luego de 9 años de bonanza (2005-2014) cuando superó varias veces los 100 dólares por barril, de repente (algún momento inevitablemente sucedería) el precio se desplomó hacia finales del 2014 y desde entonces ha marcado niveles mucho más bajos, hasta situarse incluso alrededor de los 20 dólares por barril hace pocas semanas. Recientemente ha tenido una recuperación que sitúa al crudo ecuatoriano alrededor de los 30 dólares por barril (ver gráfico 1).

GRÁFICO 1 –  PRECIO REFERENCIA INTERNACIONAL WTI (hay que quitarle alrededor de 8 dólares para tener el precio ecuatoriano)

grafico 1

Fuente: Bloomberg

Y la pregunta está siempre latente: ¿qué pasará con el precio en los próximos meses y años? Nadie lo sabe, y los errores de pronóstico son permanentes. Sin embargo, en primera instancia vale la pena recordar las diversas explicaciones de por qué cambió la tendencia tan positiva, hace un año y medio.

Las causas de la caída del petróleo

Hay muchas explicaciones, pero entre todas me parece que hay dos que son las más importantes, aunque hay otras que tener en mente como el retorno de Irán al mercado, el volumen alto y variable de especuladores financieros en el mercado petrolero o las burbujas que ha vivido el mundo estos años.

1)Los EEUU  se ha vuelto nuevamente un gran productor de crudo (de gas y energía en general). Luego de producir alrededor de 70 cuatrillones de BTUs al año, al inicio de los años 2010 se da un cambio muy marcado que lleva la producción por encima de los 90  cuatrillones, 35% más en muy poco tiempo.

¿Por qué este cambio? Muy sencillo: el petróleo en los EEUU es un tema privado, que se ven estimulados cuando encuentran oportunidades de negocios que en gran medida son anunciadas por altos precios, cuyo rol es justamente ese, señalar que en años anteriores la demanda ha crecido más que la oferta (efecto en particular del crecimiento muy fuerte e inesperado de la China y la India desde finales de los 90 hasta mediados de los 2010). Esa oportunidad es la que lleva a un desarrollo muy rápido de nuevas tecnologías, o más claramente de tecnologías existentes pero que se vuelven económicamente atractivas, y sobre todo a que se despierte una red de empresas en toda la cadena productiva (con todos sus defectos, solo el mercado privado donde se deja florezcan oportunidades, logra hacer eso). Es decir el mercado funcionó eficientemente: altos precios llevaron a que entren nuevos actores.

GRÁFICO #2

grafico 2

Oil Fundamentals Could Cause Oil Prices To Fall, Fast! ZERO EDGE
Tyler Durden  03/08/2016 – Oil Price.com

2)Todo mercado es un espacio estratégico. Arabia Saudita que es el productor más grande, con  alta calidad y con costos de producción más bajos, debería ser el que estratégicamente domine el mercado, es decir tome las decisiones más importantes y los otros sean seguidores. Pero es exactamente lo que no sucedía en las dos últimas décadas. A Arabia Saudita se le había asignado el rol de “ajustador marginal” en el mercado, es decir el que debía limitar su producción para mantener precios altos, lo que era atractivo para todos los demás productores.

En 2014 Arabia Saudita decide que esa estrategia no es adecuada. Decide que si alguien debe ser el “ajustador marginal” esos son los productores de más alto costo, por ejemplo los offshore (en alta mar) o los  nuevos productores norteamericanos con el fracking. Este cambio estratégico se debe a cambios en las condiciones de entorno, por ejemplo el que Rusia esté construyendo un importante oleoducto hacia el Centro de Asia con lo cual puede quitar a Arabia su rol como principal proveedor del mercado  asiático (hoy importante y más aún en el futuro), o por ejemplo el hecho que el mundo se está moviendo hacia gas del cual Irán (gran enemigo estratégico, religioso y económico de Arabia en el Medio Oriente) tiene enormes reservas.

Se suponía todos los nuevos partícipes en el mercado, sobre todo los nuevos productores de fracking en los Estados Unidos, requerían al menos precios del orden de 60 o 70 dólares por barril, porque esos son sus costos marginales, y se esperaba que al car el precio, ellos tuvieran que cortar su producción y el precio volvería a subir por falta de oferta, y por ende la estrategia de Arabia Saudita sería doblemente ganadora: el precio subiría y habría eliminado a unos cuantos competidores del mercado   … pero ahí entran también en juego las sorpresas de la economía de mercado (sobre todo sorpresas para los que no entienden su dinámica, capacidad de adaptación y solo aplican pensamiento lineal), y ahora se ve que muchos productores que se suponía no podían sobrevivir sino con precios altos del crudo, siguen dando pelea en el mercado y no se han  retirado, ¿la razón? han adaptado sus costos y eficiencia. La propia lógica económica generará un nuevo ciclo ya que la demanda inevitablemente termina aumentando y la oferta (ligada a la inversión) frenándose por el propio efecto de los precios bajos …Pero cuando el precio vuelva a subir, los nuevos productores (americanos sobre todo) volverán, y por eso el precio del petróleo no retornará a niveles altos, antes de mucho tiempo.

Elementos del entorno actual

Como señalaba, los pronósticos son estériles, las reflexiones ojala útiles.

Lo más importante de los últimos meses es que, por fin, una parte de los actores de la OPEP y no OPEP (sin  los EEUU y otros occidentales) se sentaron a discutir un posible recorte de producción. Lo máximo que alcanzaron fue un cierto consenso de que iban a congelar la producción en los niveles de comienzos de año. ¿Recortes? No. Esto ha estimulado al mercado, pero se mantienen mensajes inciertos, por lo cual no sería sorprendente el mercado vuelva a caer próximamente. Por ejemplo, Iran ha señalado que quiere recuperar su peso petrolero anterior, lo cual implica producir en el mediano plazo el doble de lo actual (por razones económicas, estratégicas,  y políticas no va a cambiar ese enfoque). Por ejemplo,  Arabia ha ratificado que la mejor estrategia para equilibrar el mercado y recuperar precios, es cuando los productores de mayores costos dejen de producir (es decir una solución de mercado, no de negociación política).

Todo esto se enmarca en algunas cifras y señales a considerar

1)Todos miran hacia los productores de los EEUU porque, como se señaló antes, se suponía iban a estar entre los principales perdedores cuando bajen los precios. Y efectivamente la producción americana está siendo afectada (ver gráfico 3). Hay menos taladros en operación, menos producción, más bancarrotas, más problemas financieros.

GRÁFICO #3

grafico 3

…Pero no está muy claro si la caída será muy fuerte (ver gráfico 4)

GRÁFICO #4

grafico 4

Fuente: Oil Fundamentals Could Cause Oil Prices To Fall, Fast! ZERO EDGE
Tyler Durden  03/08/2016 – Oil Price.com

2)Recordemos la estrecha relación inversa entre el dólar y el precio del petróleo (en los años anteriores: dólar débil/petróleo caro … ahora dólar fuerte/petróleo barato). Esta relación tiene muchas explicaciones pero quizás la más sencilla es que lo que cuenta en el mercados el precio real del petróleo en dólares: cuando se paga en moneda débil se exige un mayor precio, al revés si el pago es en moneda fuerte el precio puede ser menor. En los gráficos 5, vemos esa relación en el largo plazo. Es bastante marcada. Y ahí hay también incertidumbre luego de un cierto debilitamiento del dólar en los últimos 2 meses. Unos analistas piensan que volverá a fortalecerse, otros creen que frente al euro y yen seguirá debilitándose, pero apreciándose frente al yuan y otras monedas.

GRÁFICO #5 (Indice dólar versus inverso del índice de precio de commodities)

grafico 5

Fuente: Bloomberg Marzo 2016

3)La acumulación de inventarios en los EEUU y en el mundo. Cuanto más altos son, más riesgo hay de que baje el precio. ¿Por qué? Uno, porque llegará un momento en que la demanda por inventarios caerá, y eso va en contra del precio (menor demanda). Dos, porque este exceso puede ajustarse sacando esos inventarios a la venta, es decir menor precio porque habría más oferta. Se ve claramente en el gráfico 6 que los stocks en EEUU son muy altos en términos de tendencia.

GRÁFICO #6

grafico 6

Fuente: Oil Fundamentals Could Cause Oil Prices To Fall, Fast! ZERO EDGE
Tyler Durden  03/08/2016 – Oil Price.com

4)Arabia Saudita … algunos dirían el “poco entusiasmo” de Arabia Saudita de plegarse a algún esquema de negociación, y más bien mantener su visión de conservar su parte de mercado y dejar que salgan los más costoso. Esto lo vemos en los gráficos 7 y 8. El primero muestra cómo a medida que hay menos taladros en los EEUU su número aumenta en Arabia. El segundo, como se han movido los precios y la producción de Arabia, mensualmente: no parece en los últimos meses haber ningún esfuerzo para que el precio tienda a subir.

GRÁFICO #7

grafico 7

Fuente: Oil Fundamentals Could Cause Oil Prices To Fall, Fast! ZERO EDGE
Tyler Durden  03/08/2016 – Oil Price.com

 

GRÁFICO #8

grafico 8

Fuente: Why Saudi Arabia Has No Intention To End The Oil Glut
Dwayne Purvis  / 09 March 2016 21:43 / oil price.com

5)Demanda

Muchos comentarios van en el sentido de que la demanda en el mundo está y se mantiene, sobre todo por el freno de la actividad en China y Europa.

Pero hay otros datos que mirar, por ejemplo Kent Moors en Oil ad Energy Investor (11 Marzo 2016):

“… esta semana, China publicó cifras que muestran que las importaciones de crudo del país en febrero fueron un 20% más que en el mismo período del año pasado.  Los 8 millones de barriles diarios de crudo importados pone a las compras de China en febrero en sus niveles más altos que nunca. Los analistas ahora esperan que en China de todo el año 2016 las importaciones sean un 14% superiores al año pasado.

… En China e India las venta de automóviles crecen a un sorprendente ritmo -alrededor de 3 millones cada mes. Se necesita un montón de petróleo para tants coches… Por lo que esperan más de las importaciones de petróleo de la región, ya que la demanda sigue creciendo…”.

CONCLUSIÓN

… Todo puede pasar, pero parece que tendremos un precio del petróleo internacional que fluctuará entre algo menos de 30 y 45, es decir el ecuatoriano entre 20 y algo más de 35 ¿Es un rango muy amplio? Apuéstele al medio: entre 25 y 35 para el crudo ecuatoriano.