HAY DEFLACION “BUENA Y MALA”- Nov 18,2015

Me permito participar en el debate que han lanzado Vicente Albornoz, Franklin López y Walter Spurrier alrededor de la inflación o eventual deflación en el Ecuador.

Es importante volver a las definiciones básicas:

  • INFLACION: es el alza continua de todos (o casi todos) los precios de los bienes y servicios.
  • DESINFLACION: es cuando sigue habiendo inflación (siguen subiendo los precios) pero a un menor ritmo.
  • DEFLACION: (lo contrario de la inflación): es la disminución continua de todos (o casi todos) los precios de los bienes y servicios.

En el Ecuador, en los últimos 50 años, normalmente hemos tenido inflación. Era de alrededor del 10% en la década de los 70, luego fue subiendo paulatinamente hasta acercarse al 100%  un par de veces en el período. Tuvimos un solo momento importante de desinflación, entre 1992 y 1995, cuando bajó hacia el 20-25% anual, y luego obviamente gracias a la dolarización cuando nos situamos por debajo del 5%. Y deflación no la hemos visto desde hace 100 años (ojo: cuando en ciertos meses de ciertos años, sobre todo entre Junio y Agosto, hay un índice de precios negativo, en realidad no es deflación porque ni es continuo ni se refiere a casi todos los bienes y servicios, sino solo a ciertos productos agropecuarios importantes como arroz o azúcar).

Cualquiera de estos fenómenos es el resultado de desajustes entre la oferta y la demanda, que se equilibran a través de dos mecanismos: a)menores o mayores cantidades (volumen), y b)menores o mayores niveles de precio (que en caso de ser continuos se convierten en inflación o deflación).

¿Por qué se dan desajustes entre la oferta y demanda que eventualmente llevan a inflación?

Esencialmente porque los desajustes temporales y localizados, normales en cualquier economía en cualquier momento (hoy puede haber escasez de cierto tipo de pan en ciertas zonas, o puede haber exceso de ahorro) y que se absorben por el propio proceso de mercado, se convierten en desajustes continuos, sobre todo por la intervención monetaria de los Bancos Centrales en mantener tipos de interés demasiado bajos o creaciones continuas y excesivas de dinero.

¿Por qué se dan desajustes entre la oferta y demanda que eventualmente llevan a deflación?

Aquí es donde surge la deflación buena y la mala.

1)BUENA, BASADA EN PRODUCTIVIDAD

El proceso económico positivo consiste en que haya aumentos de productividad gracias a mejores procesos, nueva tecnología, nuevos productos, es decir se utilizan menos recursos para producir lo mismo, o los mismos recursos para producir más y/o mejor.

Estas ganancias en productividad son la esencia del desarrollo económico porque permiten varias cosas: a)menores precios de los productos, b)mejoras salariales para los empleados, c)más utilidades para los capitalistas, d)más satisfacción para los compradores.

Hasta hace 100 años o algo más, un ajuste importante era el 1), es decir baja de precios, y como el proceso de mejoras en productividad era continuo, esto se convertía en deflación, la que a su vez permitía el 2), es decir mejoras en salarios reales sin que los salarios tuvieran que subir. La deflación era parte del círculo virtuoso de la economía, que además implicaba un aumento del ahorro porque la deflación lo incentiva (el ahorro y los activos “valen” más  en deflación, mientras la inflación desfavorece el ahorro y fomenta el crédito).

2)MALA AUNQUE NECESARIA, ALREDEDOR DE LAS BURBUJAS

Desde hace 100 años o más, sobre todo con el inicio de los Bancos Centrales estatales, se tendió cada vez más a la manipulación del dinero (creación de dinero para financiar al gobierno y bancos) y a creer que era necesario tener inflación porque eso ayudaba a impulsar la economía (como una forma de “aceitar” la circulación económica), o en el mejor de los casos a aceptar la inflación como un mal menor frente a la necesidad de empujar la producción.

Esta visión es la que convirtió al siglo XX en el siglo de grandes procesos inflacionarios e hyperinflacionarios que implican la subida continua, descontrolada y desmedida de los precios de todos los bienes y servicios de la vida diaria.

Pero además, dio nacimiento a algo similar pero diferente, las burbujas (también las hubo desde el siglo XVII por razones algo diferentes) en las cuales lo que se dispara es el precio de los activos: inmuebles, acciones etc…, y paralelamente claro salarios y otros precios importantes.

Y esas burbujas inevitablemente revientan, lo cual requiere que la economía retorne a su estado de equilibrio con precios en promedio más bajos (unos muchos más bajos, otros menos). Esa deflación ligada al estallido de la burbuja es necesaria, pero complicada, porque no todos los precios se ajustan igual y sobre todo algunos (como los salarios) no se ajustan por limitaciones legales y otros por su propia naturaleza (las tasas de interés nominales negativas existen pero son complejas), además que la gente no gasta en espera de precios aún más bajos. Generalmente los gobiernos intervienen para evitar que se dé todo el ajuste necesario como en Japón desde hace 20 años o muchas veces incluso quieren tener inflación en lugar de deflación, es decir simplemente evitar el ajuste de precios, como es el caso actual en Europa. En esas situaciones lo único que se logra es posponer el inevitable ajuste y la economía se mantiene adormecida por mucho tiempo.

Eso es lo que está sucediendo en el Ecuador: estalló la burbuja  generada por el petróleo y el gasto público (es lo que yo señalaba en un post anterior: el PIB actual no es compatible con las nuevas circunstancias de la economía), y ahora se requiere un ajuste deflacionario que es necesario pero no fácil, porque hay frenos legales en salarios, frenos en los intereses, gasto público etc…Y al existir esos frenos, el ajuste es muy complejo sobre todo para las empresas, porque las deudas se tornan muy difíciles de pagar , la rentabilidad disminuye y el mercado se comprime (ojo: veremos entre otras cosas cómo la relación deuda/PIB del gobierno “que supuestamente era muy manejable” ahora irá aumentando)

Al estallar la burbuja, tendremos una combinación de decrecimiento de volumen y de precios en la economía ecuatoriana, y hay que dejar que ese ajuste se haga aunque sea doloroso porque evitarlo es aún peor en el mediano plazo … a no ser que logremos transitar rápidamente hacia el modelo de desarrollo basado en productividad. Difícil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESCENARIOS DE CRECIMIENTO- Nov 11, 2015

Miremos con más detalle los diversos escenarios para el 2015 y 2016, siendo cuidadosos en entender las diversas definiciones y formas de cálculo.

1)EL PIB COMO BASE DE CÁLCULO

Se parte del PIB, Producto Interno Bruto, que es el valor final de todos los bienes y servicios producidos en el país durante un cierto periodo (normalmente anual o trimestral). Es una medida llena de defectos pero eso es lo que se utiliza en el mundo.

Del equilibrio de oferta y demanda:

Oferta = lo que producimos (PIB) más Importaciones (M)
Demanda = C (consumo privado)
+ I (inversión pública y privada, incluyendo variación de inventarios)
+G (consumo o gasto corriente del Gobierno)
+X (exportaciones)

PIB =  C + I + G + X – M
Esto se puede expresar en dólares corrientes, es decir dólares del año en curso, o en dólares constantes es decir tomando como referencia fija los precios de un cierto año.

Esto vemos en las cifras del Banco Central desde el 2007. Las cifras corrientes (miles de dólares) varían en precios y cantidad, mientras que las cifras constantes (miles de dólares del 2007) solo varían en base a cantidad ya que el precio se mantiene fijo al nivel del 2007.

grafico 1

Ambas cifras son útiles pero la de dólares constantes es más importante porque nos indica la variación de las cantidades (volúmenes) producidas es decir la riqueza real dejando de lado la variación de precios (producimos más zapatos, más autos, más casas, más carreteras etc…).

Sobre esta base se calculan variaciones, anuales o trimestrales (en relación al trimestre anterior t/t-1):

grafico 2

2)EL 2015 Y 2016

Como decíamos, hay que ser cuidadosos sobre cuál indicador se utiliza, porque en épocas de vaivenes de la economía, unos y otros varían fuertemente.

Y para esto tomemos un ejemplo fuera de la economía.

Estas son las notas que tiene su hijo en un curso, trimestre tras trimestre, durante dos años:

grafico 3

Resultado: a pesar que durante todo el año 2 fueron empeorando las notas (y al final más rápido), resulta que el conjunto del año 2 fue igual al año 1 (34 frente a 34, +0%), y si calculamos la variación en relación a un año atrás (t/t-4) los dos primeros trimestres aparecen como positivos y recién el deterioro se mide en los dos últimos.

Pero a pesar de estos cálculos diversos ¿fue o no peor el año 2 que el año 1, le diría usted a su hijo que ha empeorado peligrosamente? La respuesta es evidentemente sí, porque en épocas de variaciones importantes lo que realmente cuenta es la evolución trimestre tras trimestre.

Eso es exactamente lo que sucede con la economía ecuatoriana.

Veamos los escenarios del Gobierno y de otros analistas, presentando lo mismo que en el caso de las notas escolares: el año completo, la evolución trimestral frente a un año atrás (t/t-4) y la evolución trimestral frente al trimestre anterior (t/t-1).

ESCENARIO DEL GOBIERNO

Variación del PIB constante               2015:  +0,4%               2016: +1%

Lo que hay, más o menos, detrás de esto, en términos de Variación trimestral del PIB es:

grafico 4

OTROS ESCENARIOS

Variación del PIB                   2015:  0,1%                 2016: -2%

Lo que hay, más o menos, detrás de esto, en términos de Variación trimestral del PIB es:

grafico 5

¿Qué hay similar en ambos escenarios? A pesar de que hay una caída constante trimestre tras trimestre, el resultado anual no aparece tan mal (0,1% y 0,4% respectivamente) y el resultado t/t-4 es positivo hasta el segundo trimestre. Todo esto es similar al caso de las notas escolares …. Pero lo importante es (desgraciadamente) que la economía cae trimestre tras trimestre, y cada vez más.

¿Diferencia fundamental entre los dos escenarios?

Para el 2016 el Gobierno proyecta un resultado anual de +1%, lo que significa que desde Enero la economía se va recuperando y en el último trimestre del 2016 ya estamos por encima del 4%.

En los otros escenarios (hay unos malos otros peores aquí he tomado uno intermedio entre diversas propuestas), la economía sigue cayendo en el 2016. Todo es negativo (ojo, cae menos pero sigue en negativo): el global (-2%), el trimestral en relación a un año atrás (t/t-4) y cada trimestre frente al anterior (t/t-1).

…Ojala tuviera razón el gobierno …

REFLEXIONES SOBRE LA “LECCION DE ECONOMIA” DEL PRESIDENTE CORREA EN LA SABATINA DEL SABADO 31 DE OCTUBRE 2015

Las sabatinas son un espacio “interesante”, sobre todo cuando el Presidente sin interlocutores plantea sus ideas y visiones de la economía, y más aún cuando como lo dijo el otro día (palabras más, palabras menos) “voy a dar una clase de economía que resume cuatro cursos de macroeconomía … resumen  que me hubiera encantado alguna vez alguien me hubiera dado con esa claridad”. Hay que aprovechar estas sabatinas, ahora que el Presidente (el mismo Sábado último) señaló que muy probablemente ya no habrán debates porque el formato es muy desorganizado,  ¡y son mejores las entrevistas para él poder explicar lo que se va haciendo!

Conclusión, fue un curso (de más de 1 hora) que merece múltiples comentarios, sobre todo explicando cómo se genera el déficit externo en una  economía y cómo se lo puede corregir.

Así que planteo y comento lo dicho por el Presidente (quiero aportar a la “Lección de Economía” solo pretendiendo que mis comentarios sean útiles).

PRIMER TEMA: ¿COMO SE GENERA RIQUEZA EN LAS RELACIONES CON EL MUNDO?

El Presidente recuerda que la balanza de pagos es el registro de todas las transacciones externas de una economía. OJO: muchas veces olvidamos que esto se aplica a los países pero también a una empresa, ciudad, o persona (en este caso es el registro de todas las transacciones de esa persona con los demás).

La Balanza de Pagos se divide en dos grandes rubros:

CUENTA CORRIENTE –  Es el saldo (exportaciones menos importaciones, ventas menos compras) de todos los intercambios reales  de bienes y servicios. Sean comerciales (bienes), de servicios (turismo, viajes, educación etc…), rentas (utilidades de la inversión, intereses de la deuda etc..), y transferencias (remesas) aunque estas no tienen una contraparte en bienes o servicios. Generalmente hablamos solo de la Balanza Comercial pero el concepto más amplio y correcto es la Cuenta Corriente.

CUENTA DE CAPITALES, FINANCIERA Y RESERVAS-  Es el saldo (lo recibido menos lo que sale) de todo el financiamiento de una economía: deuda, inversión extranjera, movimientos bancarios, salida y entrada de capitales, variación de reservas etc…

OJO:La suma de las dos siempre debe ser cero. Porque si la cuenta corriente es negativa, tiene que haber una suma equivalente en la otra cuenta qué muestra cómo se financió ese déficit. Y si la cuenta corriente es positiva, la cuenta de capitales debe indicar qué se hizo con ese sobrante (se acumularon reservas, se pago deuda, se hicieron inversiones en el exterior)

TEMA DE FONDO – Comentario del Presidente (siempre palabras más, palabras menos): “cuanto más positiva la cuenta corriente más rico se es, porque se vende más de lo que se compra”. Ciertamente hay una ambigüedad porque al decir “más rico” ¿nos referimos a tener más ingresos, mejor calidad de vida o a acumular más patrimonio neto? Y las tres cosas no son iguales.

En todo se da a entender, que exportar es positivo e importar es negativo. Hay que reconocer que este es un pensamiento muy común, pero errado. En realidad lo bueno es exportar más para importar más. Las exportaciones son un medio para mejorar la calidad de vida vía importaciones.

Imaginemos el caso de una persona que produce algunas cosas (nadie puede producir más que algunas, igual los países tienen sus limitaciones), vende algo a los demás (exporta) y no les compra nada (no importa). Su balanza externa es positiva pero ¿cuál es su nivel de vida? Muy bajo, porque produce poco al no aprovechar las ventajas del intercambio con los demás. Estaría mucho mejor  si se especializara, produjera más, vendiera a los demás y con eso les comprara lo que él no produce pero le permite vivir mejor. ¿Quiere esto decir que es necesariamente bueno tener déficit? Tampoco, lo bueno es aprovechar el intercambio con más exportaciones y más importaciones, y según los momentos de la vida eso implicará ciertos momentos de déficit  y otros de superávit (les sucede a las personas y a los países), al final los unos y otros se van equilibrando y ajustando (lo único realmente peligroso es cuando los gobiernos se endeudan en exceso, con eso crean y mantienen un déficit que no se ajusta).

Hay otro aspecto que es muy importante: ¿cómo se acumulan activos netos (patrimonio) durante la vida?

Hay dos maneras. Una es invirtiendo más, pero con calidad que genere productividad real, y casi seguramente teniendo un déficit en las cuentas externas que se financia con deuda o inversión (ojala esto último). Dos, es teniendo un superávit en las cuentas externas y esos recursos excedentarios sirven para comprar activos en el exterior (inversiones financieras, compra de empresas etc…). En el primer caso se empuja la acumulación interna de patrimonio que aparece a medida que las inversiones generan resultados, en el segundo la acumulación es externa.

Es decir se puede tener superávit o déficit en la cuenta corriente, no es lo más importante (salvo cuando es generado por deuda pública excesiva): lo esencial es aprovechar las ventajas del intercambio para (ojala cada vez de manera más eficiente y generando más valor) exportar más e importar más, y que las inversiones generen valor. Debemos olvidarnos de la idea que una cuenta externa positiva (exportar más que importar) es necesariamente lo bueno.

SEGUNDO TEMA: ¿DE QUÉ DEPENDE EL DÉFICIT O SUPERAVIT EXTERNO?

El presidente presentó el llamado modelo de tres brechas.

Se parte del equilibrio básico de la oferta y demanda en la economía.

Oferta = lo que producimos (PIB) más Importaciones (M)

Demanda =     C (consumo privado)

+ I (inversión pública y privada, incluyendo variación de inventarios)

+G (consumo o gasto corriente del Gobierno)

+X (exportaciones)

OJO: según el Presidente G incluye gasto corriente e inversión del gobierno, “miren, a los privados se les separa consumo C e inversión I, al gobierno en cambio se le pone todo en una sola, todo está distorsionado”, lo cual es incorrecto porque la inversión pública está incluida en I, y G solo es gasto corriente del gobierno (esto lo pueden verificar por ejemplo en Macroeconomía de José de Gregorio – edición 2007, página 40).

Entonces tenemos:

PIB + M = C + I + G + X

Y (separo Inversión pública y privada):  X – M = PIB – (C+ Ip + Ig+G)        (1)

donde X-M es la cuenta corriente antes explicada

Por otro lado el PIB (grosso modo es el ingreso) sirve para consumo privado C, ahorro privado S y pago de impuestos T (que en el caso ecuatoriano incluye los ingresos petroleros del gobierno)

Es decir:                                 PIB = C + Ip + Ig + G + X  – M = C + S + T

Y simplificando:                     X – M = (S – Ip) + ((T-G) – Ig)                      (2)

Tenemos pues dos expresiones que explican un déficit externo:

X – M = PIB – (C+ Ip + Ig+G)           (1)

X – M = (S – Ip) + ((T-G) – Ig)          (2)

La primera nos dice que hay un déficit externo cuando el gasto interno (C+ Ip + Ig+G) es mayor que el ingreso (PIB).

La segunda nos dice que hay déficit externo cuando el ahorro interno (S el ahorro privado y (T-G) el ahorro del gobierno) no es suficiente para financiar la inversión (Ip + Ig)

Es decir un país muy “gastador” (frente al ingreso) o insuficientemente “ahorrador” (frente a la inversión) tiene un déficit externo.

Pongamos números a esto en el caso ecuatoriano (año 2014, en porcentaje del PIB, son números solo aproximados que alguien podría corregir con más detalle pero es suficiente para ver la situación real)

Formula 1

Es decir el Ecuador tiene un déficit del 0.5% en su cuenta corriente, porque el gobierno (ojo incluyendo la seguridad social que aporta ahorro positivo) tiene una brecha entre su ahorro y su  inversión de -4,5%,  que el sector privado no puede compensar a pesar de que ahorra más de lo que invierte (+4%).

Quizás es más interesante mirar (como se lo hace frecuentemente) a la cuenta corriente no petrolera (aunque no es fácil quitar todos los rubros ligados al petróleo, porque hay exportaciones petroleras, importaciones de derivados pero también de maquinaria e insumos para los campos petroleros, inversiones petroleras, pago al exterior de utilidades de las empresas petroleras privadas etc…)

Formula 2

Conclusión similar: tenemos un gran déficit externo no petrolero, porque la brecha ahorro/inversión del gobierno sin petróleo es elevadísima (-9,5%).

OJO: Esto es contrario a lo que el Gobierno ha venido diciendo: el déficit externo es por la dolarización. Estas cifras muestran con claridad (basadas en la misma metodología de la sabatina) que el déficit externo se debe a la gran brecha entre ahorro e inversión del gobierno que en parte se financia con deuda.

¿Y qué se puede hacer con esa brecha externa?

1)No preocuparse porque como dijimos no es lo esencial. Pero en este caso no es la posición correcta, porque tiene como sustento un creciente endeudamiento del gobierno, y una gran inversión cuya productividad en una proporción importante es muy discutible.

2)Que el Gobierno siga haciendo lo mismo, y frenar las importaciones vía salvaguardias y otros mecanismos. No es lo correcto porque se mantiene un gasto estatal altamente improductivo, y se frena a nivel de los privados, lo cual disminuye la calidad de vida de la gente pero además limita las exportaciones e inversiones privadas (hay que estar claros, las salvaguardias y otros controles son frenos a las exportaciones e inversiones)

3)Lo único correcto. Cortar el gasto público en todos los aspectos (consumo o inversión) en que no aporta productividad económica y social. ¿Tiene  eso un impacto? Por supuesto, pero lo importante es hacer el reajuste necesario manteniendo abiertas las puertas de la estabilidad y dinamismo futuro, que solo se puede lograr centrándonos en lo que genera valor y productividad, impulsando la inversión privada (centrarse en lo que solo genera aparente actividad económica en el presente es un enorme error).

LA ECONOMIA ALREDEDOR DEL DEBATE- Octubre 30, 2015

Ciertamente el formato no estaba hecho para un debate, sino solo para una especie de entrevista. La diferencia de tiempo de intervención y la penosa actuación del moderador (que culminó con un increíble “usted me está decepcionado” dirigido a uno de los panelistas) llevaban en esa dirección, pero al final sí hubo un intercambio interesante de ideas y visiones. Algunos considerarán que de manera no muy organizada y clara, pero es normal en un espacio de esa naturaleza.
Comento temas varios (incluyendo lo que se dijo, lo que no se dijo y lo que yo creo):
1)Punto fuerte de discusión sobre el pasado: ¿se necesitaba o no haber generado ahorros líquidos en los años de bonanza para cubrir ahora los malos momentos?
La posición del gobierno sigue siendo a rajatabla:
-había que utilizar hasta el último dólar en inversión (de alta rentabilidad)
-esto luego genera competitividad sistémica y es buena para todos.
-esos fondos hubieran impedido hacer obras y generado recesión

La posición contraria:
-muchas de las inversiones no son de alta rentabilidad, incluso puede ser negativa: refinería, aeropuerto, edificios para la burocracia etc…Y de las que son mejores, muchas pudieron ser hechas por inversionistas privados.
-no se puede invertir fuera de los límites razonables de financiamiento. La inversión excesiva también puede ser peligrosa cuando desestabiliza (es un tema de la vida diaria, todo empresario y persona lo sabe)
-la competitividad no se genera porque hay obras de infraestructura, sino porque hay las condiciones para que se emprenda inversión privada. Si no hay lo segundo, las obras quedan sin utilidad.
-los ahorros son una inversión en estabilidad (para evitar ciclos altos y bajos muy marcados) que es igual de importante que la inversión en infraestructura. La estabilidad permite una mejor economía de largo plazo porque se puede planificar y medir riesgos de mejor manera. Y es mejor socialmente porque los más afectados por la inestabilidad son los pobres (los ricos se hacen más ricos sin que sea por mérito propio)
-el gobierno podía hacer buenas inversiones y al mismo tiempo crear un fondo de ahorro (se requería solo el 5% del presupuesto anual), solo se hubieran eliminado una serie de gastos inútiles y negativos.
-justamente porque se plantea que los fondos de ahorro solo requerían 5% y el gobierno podía igual aumentar fuertemente sus gastos, es que existe también otra interesante posición de algunos: no se debe siquiera discutir el tema de la constitución y uso de los fondos de ahorro, porque el gasto público debería tener límites estrictos y por ende cuando hay más dinero simplemente no puede aumentar el gasto.

2)La inversión extranjera que es tan mínima en el Ecuador
Según el Gobierno, hay algunas inversiones externas que son buenas, la mayor parte no lo son, en particular porque si uno mira el flujo de entrada y salida de fondos este tiende a ser negativo (entran 100 y terminan saliendo más de 100).
En el otro lado, se planteó la importancia de la Inversión extranjera, más aún en un esquema dolarizado que implica fuerte apertura al mundo. Es absolutamente cierto.
Pero yo quiero resaltar esto de que sale más de lo que entra. Veamos. Si alguien invierte 100 en una empresa es porque a la larga espera recibir más de 100 (lo que invirtió y una rentabilidad, o la rentabilidad sumada durante muchos años que termina siendo más de 100 … con una rentabilidad del 15% que no es nada del otro mundo eso ya sucede en 7 años). Según la lógica gubernamental ninguna inversión sería buena porque a la larga sale más de lo que entra. Según esa lógica invertir 100 y sacar 80, es mejor que invertir 1.000 y sacar 1.000 suponiendo las dos sean de “igual calidad”. Y no es así, lo segundo es mejor porque 1.000 generan un nuevo ciclo económico de más cantidad y valor. No tiene ningún sentido sumar y restar lo uno y lo otro, las dos cosas suceden en momentos y circunstancias distintas del ciclo productivo.

Esto es similar al error tan frecuente de restar exportaciones menos importaciones. Supuestamente si es positivo es bueno, si es negativo nulo es malo. Nuevamente exportar 100 e importar 80 sería mejor que exportar 1.000 e importar 1.000. No tiene sentido, lo segundo es mejor porque hay más dinámica económica: se exporta más para importar más.

3)La dolarización
Para el Gobierno no hay duda que es mala, pero hay que aguantarse porque salir es muy complicado
-Es mala porque le quita al gobierno el instrumento devaluatorio que permite manejar crisis.
-El Ecuador no es un buen ejemplo de zona monetaria óptima que justificaría la dolarización. Es decir el Ecuador tiene ciclos económicos diferentes a los de los EEUU, no existe un apoyo fiscal ni monetario de los EEUU en caso de crisis, y tampoco hay libertad de movimiento de la gente frente a los problemas de empleo.

Por lo contrario, la dolarización ha sido muy buena para el Ecuador (con todos los pros y contras de cualquier sistema económico):
-ha puesto una relativa camisa de fuerza a nuestra indisciplina (lo que hemos vivido estos años muestra que ni la dolarización logra frenar todos los excesos).
-obliga a tomar decisiones más sensatas, y no la simple devaluación de la moneda que ayuda al financiamiento del gobierno (el principal exportador en el país) y da ingresos caídos del cielo a los exportadores, pero no ataca los problemas de fondo. Además la devaluación es socialmente negativa porque redistribuye recursos de la gente al gobierno y exportadores de manear disfrazada.
-Sin duda los desequilibrios y problemas serían aún mayores sin dolarización y estaríamos viviendo salida de capitales masiva, inflación etc…Venezuela y Argentina son un buen ejemplo que la devaluación en un entorno de indisciplina no resuelve nada.
-la dolarización (o mejor aún cualquier sistema de decisión libre sobre qué moneda manejar) recupera la libertad de la gente de no ser manipulada.

4)¿Crisis o ajuste temporal?
El Gobierno reconoce que el impacto de 5.000 millones en pérdida de ingresos petroleros más el fortalecimiento del dólar y los fenómenos naturales, generan problemas en la economía, pero:
-se están haciendo las cosas muy bien, y luego de una corta recesión la economía volverá a crecer, con poco impacto en desempleo etc…
-el ajuste fiscal debe ser medido porque sino genera recesión
-la confianza consiste para muchos en dar gusto y estar de acuerdo con los intereses de 20 empresarios.

Por el otro lado, se plantea que:
-hay que ser muy cuidadosos y realistas, la crisis que ya está en marcha va a ser peligrosa, entre otras cosas porque baja fuertemente el nivel de liquidez de la economía y en un esquema dolarizado, si no se está consciente de las causas e impactos, es muy difícil restablecer el crecimiento
-es esencial un ajuste fiscal muy fuerte.
-el gobierno nada dice respecto a lo fundamental que es cómo volver a generar confianza y un entorno adecuado para la inversión privada que debe ser el motor de la economía. Nada respecto a acelerar apertura externa (acuerdos comerciales), ni respecto a bajar impuestos o costos, o eliminar tanto control y tramitología.

5)La Reforma a la Ley de Seguridad Social: de cierta manera fue el detonante para que la entrevista se convierte en debate
El Gobierno dice que es normal no aportar el 40% de las pensiones al IESS porque actualmente tiene un superávit y en el futuro el gobierno de turno (así dice la reforma a la ley) aportará lo necesario incluso el 100% si es necesario.
Del otro lado se dice algo muy obvio: los sistemas de pensiones no se miran en función de la caja actual sino de la proyección futura de ingresos y egresos (cuando la gente se jubile) y más grave, si el gobierno hoy no tiene para aportar el 40% ¿cómo va a tener en el futuro para aportar más?
6)Un adicional sobre la Ley de Herencias
Me llama la atención el ejemplo del Presidente: en el Ecuador los empresarios se preocupan de la Ley de Herencia porque están metidos en sus empresas, en cambio en los EEUU no sucede así, porque el gerente de IBM sigue manejando la empresa sin ninguna preocupación ni cambios, porque él no es dueño, y los dueños solo participan desde afuera.
Eso me llevaría a la conclusión que es bueno no existan empresas manejadas por los dueños, sino por profesionales contratados. Pero estoy seguro que los estudios de empresas muestran que:
-hay empresas buenas o malas manejadas por dueños o por profesionales
-en el mundo la mayor parte de empresas son familiares o manejadas por sus dueños. El ejemplo de IBM debe ser una proporción minoritaria de las empresas en el mundo.

TEMAS CLAVES PARA EL DEBATE DE HOY – Octubre 28, 2015

El debate de hoy entre el Presidente Rafael Correa, Alberto Dahik, Mauricio Pozo y Ramiro González es una buena oportunidad para que se aborden temas claves de cómo enfrentar la crisis, pero entendiendo por qué se da y cómo la economía llega debilitada por las acciones y decisiones de los últimos años.

No se puede evitar discutir al menos los siguientes temas (cada uno con su punto de vista y su apreciación de las cosas):

*El objetivo de cualquier programa para enfrentar la crisis debe ser: minimizar la recesión que es inevitable,  proteger a la gente de más bajos recursos, preparar el terreno para la sostenibilidad futura de la economía y para la recuperación de la inversión privada y los esfuerzos de productividad (que se han minimizado en estas épocas de espejismo petrolero y estatal).

*Los desequilibrios de la economía ecuatoriana obedecen a un excesivo crecimiento del gasto público, que tiene enormes ineficiencias y despilfarro. De ahí deriva el déficit externo, y el que la economía no haya crecido más que en el pasado a pesar de enormes recursos por el alto precio del petróleo y el endeudamiento. Por eso es indispensable un muy importante ajuste fiscal que preserve gastos fundamentales como educación, salud y similares.

*La falta de prudencia y de ahorro líquido en los últimos años (por decisión explícita del gobierno) no se puede ahora compensar con más endeudamiento y más cargas al sector privado, todo lo contrario se deben aliviar costos (por eso la eliminación de subsidios solo tiene sentido en el marco de  un importante ajuste fiscal y no para evitarlo) y promover una mayor apertura y competencia.

*La inversión privada ha caído en relación al PIB porque se han puesto enormes trabas regulatorias, de costos, controles etc… Así se ha frenado lo que debe ser el principal motor de la economía. En particular las salvaguardias, Impuesto a la Salida de Divisas, y otros frenos a las relaciones externas, son contrarios a la productividad, inversión, crecimiento y empleo. Lo que sucede es que el gobierno gasta en exceso, y eso presiona hacia desequilibrios que el mismo gobierno intenta controlar frenando el gasto privado a través de esas limitaciones. Si se quiere corregirlos hay que bajar el gasto público y el endeudamiento.

*Las trabas en el mercado laboral  han sido un freno al desarrollo del empleo de mejor calidad (no nos dábamos cuenta porque lo escondía el espejismo petrolero). Pero ahora que la economía se complica, debe haber mayor grado de libertad de negociación (sobre salarios, horas de trabajo etc…) entre empresarios y trabajadores para minimizar el impacto en el empleo.

*La dolarización ha sido muy positiva para un país indisciplinado como el Ecuador (aunque tiene sus pros y contras como todo sistema económico, los pros superan con creces a los contras). Por eso no tiene sentido el creer que “si tuviéramos la posibilidad de devaluar la moneda resolveríamos los problemas”. En este contexto hay que eliminar el manejo del dinero electrónico por parte del Banco Central (que ha sido un fracaso costoso) y dejar que los privados lo ofrezcan como cualquier otro servicio. Así se tendría lo bueno del dinero electrónico como lo hay en muchos países del mundo y no los riesgos (utilizarlo para financiar al Gobierno)

*Han habido muchos fracasos estratégicos del gobierno que ahora deben enmendarse. Por ejemplo, la Refinería del Pacífico donde se han gastado más de 1.000 millones de dólares para nada, y las perspectivas son negativas. Por ejemplo, en el acuerdo comercial con Europa perdimos 2 o 3 años creyendo que podíamos negociar algo diferente a Colombia y Perú, ahora tenemos que pedirles la autorización para adherirnos a su acuerdo, pero hay que hacer lo necesario para que esto se concrete cuanto antes. Por ejemplo, en la misma línea, priorizamos los acuerdos comerciales en el eje del socialismo del siglo XXI, y dejamos de lado las diversas alianzas alrededor del Pacífico que son las que realmente van a aportar competencia, apertura y mercados para crecer.  Por ejemplo, la minería a gran escala lleva 5 años de atraso porque creíamos que poner los costos e impuestos más altos del mundo no afectaría el interés de los inversionistas, ahora hay que ganar el tiempo perdido (lo señalo a pesar de que no soy muy fanático ni del petróleo ni de la minería, porque creo hacen más daño que bien a nuestras sociedades).

*Las absurdas leyes de Herencia y Plusvalía deben ser eliminadas. No tienen sentido económico, social o ético, peor aún  en el contexto recesivo en que estamos.

*Coartar los derechos de la gente y la libertad de expresión, y andar regando  división entre los ecuatorianos es lo peor que se puede hacer (por eso, entre otras cosas, es indispensable un freno drástico al aparato de propaganda del gobierno). En ese marco las enmiendas constitucionales deben ser eliminadas empezando por la reelección.

*Aceptar que ni el Estado ni la redistribución de riqueza pueden ser el centro de acción de la sociedad, sino los individuos y sus organizaciones y el esfuerzo para generar riqueza y empleo para todos.

¡Si no hacemos lo necesario, el PIB se puede derrumbar!- Oct 26,2015

Para entender el futuro siempre hay que volver al pasado (al menos reciente) aunque a algunos les parezca repetitivo, obvio o innecesario. Pero como las propuestas futuras nacen de la visión que se tiene sobre el pasado, hay que tomar esta ruta. Y esta es una primera visión general de lo que está pasando.

El Cuadro #1 intenta resumir diversas visiones sobre lo sucedido desde el 2007.

Cuadro #1- Lo que piensan el Gobierno y otros

CUADRO 1

Y con esto hemos llegado a la situación actual que se caracteriza por:

*Dos trimestres sucesivos de caída del PIB, y con el riesgo que esto continúe en el 2016
*Un caída de los depósitos en el sistema bancario entre el 1% y 1.5% mensual
*Freno, y en ciertos casos caída, de las exportaciones privadas
*Caída de la inversión pública y en ciertos casos también la privada (sobre todo construcción)
*Aparentemente no hay efecto en desempleo y subempleo, así dicen las estadísticas, pero desgraciadamente algún  momento dirán lo contrario.

Podemos entonces pasar a las soluciones propuestas desde algunos frentes (no pongo lo que piensa el gobierno porque no me parece claro ni estructurado, más allá de ir tomando decisiones puntuales):

Cuadro  #2- Varias propuestas ante la crisis

cuadro 2

GRÁFICO 1– El PIB en las crisis desde 1977

Personalmente creo que los temas claves son:

*un ajuste muy importante del gasto público corriente y de inversión (con o sin apoyo financiero de los organismos internacionales, aunque en el primer caso la transición sería más suave)

*dar un entorno positivo al sistema financiero porque las crisis graves se dan realmente cuando el sistema se contagia, eliminando regulaciones, costos, fomentando la capitalización y abriendo la banca al mundo

*la flexibilidad laboral que implica, entre otras cosas, la posibilidad de negociación libre de ajustes salariales entre empresarios y trabajadores

*eliminación de tanta traba en la economía interna y externa (incluyendo ISD y salvaguardias)

*ampliar los tratados de comercio con el mundo (empezando por concretar el de Europa). Es esencial eliminar el costo de falsas o ineficientes industrias que no benefician al consumidor, y que sobreviven gracias a políticas proteccionistas

*dejar claro que nos mantenemos dolarizados

*en definitiva, generar un shock de confianza de tal manera que la caída del gasto público tenga un efecto negativo solo temporal en el PIB y luego la economía vaya por el camino 1 del gráfico adjunto. Si no, corremos el riesgo de tomar el camino 2. El PIB debe ajustarse en dólares igual que en cualquier crisis, pero hay que minimizar el impacto.

Continuaremos dialogando sobre estos temas.